casa

Ahora mismo son muchas las personas que, teniendo un piso o una casa, están preparándolo para un alquiler, bien porque lo tienen en una zona de Universidades, o bien porque saben que los estudiantes suelen alquilarlo todos los años.

Hace años se decía que alquilar un piso a un estudiante era un error porque éstos no tenían cuidado con nada, no se preocupaban de nada e incluso no pagaban. Hoy en día no es que se hayan resuelto todos los problemas pero al menos se tienen más ventajas que inconvenientes, a simple vista.

Al contrario que en otros países europeos, que tienen pisos y viviendas en general para los estudiantes, en España la demanda de estos es escasa y casi siempre se hace compartiendo el piso con más estudiantes (porque si no no se puede hacer cargo una sola persona del alquiler). Sin embargo, alquilar un piso a un estudiante supone al menos un alquiler de 9 meses completos lo que hace que valga la pena para las personas que tienen un piso y no lo disfrutan.

Entre las ventajas que puedes encontrar al alquilar a estudiantes están:

  • Poca posibilidad de impago; normalmente porque son los padres quienes lo van a pagar.
  • Ahorro fiscal porque aunque declaramos a hacienda el alquiler, al ser a menores de 35 años se diente una deducción del 100% (es decir, no pagamos a Hacienda).

Por supuesto, también puede haber inconvenientes:

  • Se pierden los alquileres de los meses de verano (ya que en esa época no suele haber estudiantes) aunque eso depende porque hay muchos estudiantes que el verano lo usan para hacer cursos y necesitan donde quedarse.
  • Podemos tener estudiantes poco cuidadosos que rompan el mobiliario de la casa (en ese caso hay responsabilidades). Normalmente en estos casos antes de entrar a vivir se les hace un listado de lo que se les pide y lo que pasaría en caso de accidentes (así como quién paga el agua, la luz, etc.).

Imagen