En Japón hay una solución económica para pasar una noche en una ciudad, son los capsule hotel, hoteles en los que te ofrecen un nicho de más o menos dos metros de largo por una de ancho y metro y medio de alto.

En un principio se abrieron cerca de las estaciones de cercanías para ofrecer un lugar barato, donde dormir a los laboriosios empleados japoneses, que con frecuencia perdían el último tren que les llevaba a su casa. Eran por decirlo de alguna forma, hoteles de emergencia, para pasar una noche en situaciones imprevistas.

El bajo precio, en comparación con hoteles normales, (3,800 Yenes , unos 24 €, mientras que un hotel muy barato cuesta al menos 60€), hizo que tuvieran más éxito del previsto y muchos japoneses desplazados de su casa en viajes por su país, los utilizan hoy para dormir por poco dinero.

Se han unido a los japoneses, muchos extranjeros de visita por Japón, que no quieren perderse la experiencia de dormir una noche en un sitio así, pasando de esta forma a ser para los occidentales, una atracción exótica más del Japón, como el pescado crudo o los jardines zen. Si bien el espacio que te ofrecen es mínimo, la calidad y limpieza de estos nichos es superior. Están perfectamente ventilados y climatizados, una cortina de bambú, les dá intimidad y tienen televisión contodo tipo de canales, musica, servicio despertador etc.

Aparte.el hotel, lógicamente, ofrece otros servicios adicionales que van, desde unos aseos y duchas impecables a máquinas expendedoras de todo tipo de bebidas y tentempiés que te permiten además de dormir, tomar una comida rápida y desayunar al día siguiente. (cena y desayuno al gusto japonés naturalmente), además como inicialmente el cliente era el trabajador que perdía el tren, todo está pensado para quien acude al hotel sin maleta. Suministran el batín que los japoneses usan a modo de pijama, unas zapatillas y todo tipo de jabones peines y cepillos que puedas necesitar para tu higiene, igualmente se puede adquirir a bajo precio, una muda limpia, de forma que la vuelta a la oficina, se haga en perfecto estado de revista.

Antes de introducirte en tu cama/nicho en unos vestidores, dentro de una taquillas dejas colgada la ropa y el equipaje que lleves y te vas a la cama en tu pijama y zapatillas. Si sufres de claustrofobia, y no puedes dormir en un lugar así, te ofrecen también una solución mas barata, al igual que los barcos que van a mayorca te ofrecen dormir en un sillones reclinable en una sala común para todos los “viajeros” por solo 1200 yenes, unos 8 €. Lo mas desagradable para el occidental es que al fía siguiente te tienes que duchar y luego meterte en una especie de jacussi con otras personas de tu mismo sexo totalmente desnudo, pues esa es así como acostumbran a lavarse los japoneses en los lugares públicos.
.
En España las normas sobre hostelería impedirían abrir este tipo de hoteles, pero en uno de los proyectos que hizo mi hijo en su carrera en la Escuela de Arquitectura de Madrid, que consistía en imaginar la rehabilitación y uso posterior de una clásica corrala madrileña,situada aun paso de la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, se le ocurrió hacer un albergue juenil para dar cobijo a los miles de jóvenes estudiantes que todos los años se desplazan a Madrid, para estancias de corta duración por viajes de estudios, o con motivo de conciertos y otros actos culturales o deportivos.
.
En líneas generales el proyecto consistía en cubrir el patio de la corrala con una cúpula de cristal y hacer del patio y la planta baja una amplia cafetería, que pudiera ser utilizada fuera de las horas de comida como salón multiuso para actos culturales o de ocio y el resto de las plantas de la corrala, transformarlas en un hotel a la japonesa, alternando zonas de nichos con zonas de aseo alrededor de los pasillo que rodea el patio de la corrala. Mi hijo defendió que este tipo de establecimiento, no solamente era económicamente viable, sino que ofrecía algo que Madrid necesita, un albergue a precios asequibles para el turismo estudiantil, situado en pleno centro de la capital, a un paso de la oferta cultural y de ocio de la ciudad y perfectamente comunicado por transporte público con cualquier otro punto de la ciudad. .

Naturalmente, no pasaba de ser elucubraciones teóricas, pero quizá fuera posible hacer algo parecido si la legislación lo permitiera..Yo he visto a camioneros dormir en las cabinas de sus camiones en literas no mayores que los nichos japoneses, y quienes amamos naturaleza hemos dormido en tiendas de campaña de tamaño igual de reducidas o más y tantos unos como otros, no teníamos cerca unos servicios limpios donde darnos un ducha de agua caliente..

Con todo, si bien es posible que fuese bien recibido por jóvenes, dudo del éxito que tal solución tendría en España entre gente adulta. Suponga que tiene que hacer un viaje a otra ciudad, digamos Granada y anduviese escaso de dinero y que hubiera entre otros muchos hoteles mas caros, dos opciones baratas, una un hotel a la japonesa en el centro de la ciudad y otra, el típico hotel dos estrellas de los que están abriendo en los polígonos industriales a las afueras de la ciudad. Hoteles limpios pero espartanos, de esos que ofrecen una habitación exteriory con ducha pero no muy amplia, anueblada sobriamente a más no poder, sin nevera, ni teléfono, ni tan siquiera un armario con puertas donde dejar la ropa, solo una barra para colgar la ropa y un banco donde poner la maleta y que además costase la estancia el doble que el “japonés”. ¿Vd. cual elegiría?

Yo por mi parte, me iría al dos estrellas, ahora bien, no se si mi gusto coincide con el de media o simplemente ocurre que con los años me he ido “aburguesado”, lo que es mas que probable..

Direcciones de interés

Frikilandia Microhoteles – Capsule hotel l
Japon Capsule Hoteles en inglés con muchas fotos.

Fotografías obtenidas de Flickr

Nakagin Capsule Hotel (1972) – Tokyo de sftrajan’s photostream
Pasillo del Capsule Hotel de chrlietyack’s photos
Interior de las cápsulas de Avi_Abrams