LadrilloEl boom inmobiliario que se ha vivido en los últimos años en España también tiene su expresión en la bolsa. Las compañías inmobiliarias que cotizan en bolsa han multiplicado su valor por 10 en los últimos 5 años, siendo el último año en de mayor crecimiento, con una duplicación del valor. Ampliaciones de capital, OPAs, OPVs… muchas operaciones en bolsa se están viendo en el sector en los últimos tiempos.

¿Será el típico “calentón” antes de que los inversores abandonen el barco recogiendo muchos beneficios antes de que el boom se apague? ¿O será que los inversores siguen pensando que hay todavía posibilidades de que siga creciendo el sector? Lo cierto es que en los últimos años ha sido más fácil hacer dinero invirtiendo en estas empresas que comprando inmuebles.

Vía | El Economista