hipotecaOjo, no se trata de comprar la casa a un desconocido sino con un desconocido. Es un fenómeno emergente en el Reino Unido como comenta Jesús Encinar. Allí el precio de la vivienda es tan alto que hay quien es capaz de buscar mediante anuncios a quien se quiera comprar una casa a medias.

¿Es posible que lleguemos en España a esto de la compra conjunta con desconocidos? Si el precio de alquilar habitaciones o compartir piso no es mucho menor, puestos a vivir con extraños, a mismo precio es más ventajoso comprar acabarán pensando muchos. El precio a pagar – y ya no hablo de dinero – es que en la práctica te “casas” con alguien del que no sabes nada excepto las diez palabras que publica en un anuncio por palabras.

Una situación límite, en el que el desfase entre ingresos medios y el precio de la vivienda lleva a este tipo de situaciones. La adquisición en solitario de una vivienda por parte de quien no tiene pareja cada vez se antoja más difícil, sobre todo en núcleos urbanos. El estilo de vida de “piso de soltero” está abocado a desaparecer excepto para quien herede vivienda o tenga unos ingresos muy por encima de la media. Viene a ocupar su legar este – en mi opinión – engendro.