EuroDesde el blog Mi primera casa se hace un análisis muy interesante sobre el artículo que se publicó aquí hace unos días sobre el sistema de amortización francés. Se plantean las consecuencias que hay con dicho sistema cuando se cancela anticipadamente parte de la deuda.

Imaginemos que el cliente de una hipoteca determina que puede cancelar parte de su deuda. Una vez pagadas las posibles comisiones que puedan acarrear dicha operación, el banco plantea dos alternativas: o se reduce la cuota a pagar o se reduce el plazo. En ambos casos vamos a tener que pagar menos intereses respecto a si no hubieramos cancelado parte de la hipoteca, por lo tanto cancelar parte de la hipoteca, salvando posibles penalizaciones que tenga nuestro contrato, es ventajoso.

Si optamos por reducir la cuota pagaremos menos dinero cada mes, pero al finalizar el plazo habremos pagado más intereses respecto a si hubieramos mantenido la cuota igual y hubieramos reducido el plazo.

¿Hay algo que no entiendes? Consulta el Glosario inmobiliario de FBEX y encuentra las definiciones de Fianza o Depósito, Gravamen oculto, Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos, Opción de compra, etc.

Por tanto hay que considerar, antes de cancelar anticipadamente parte de una hipoteca tres aspectos: primero determinar las comisiones por dicha cancelación; segundo, si preferimos que se nos reduzca la cuota y pagar más intereses o mantener la cuota reduciendo el plazo y así pagar menos intereses; tercero, el posible impacto fiscal de reducir el plazo, puesto que mantener una hipoteca permite desgravaciones.

Vía | Mi primera casa
En Cienladrillos | Hipoteca: Sistema de amortización francés