Aquellos que están relacionados con el tema inmobiliario y las viviendas sabrán que, desde hace unos años, el sector estaba de capa caída y había muchos problemas para vender, teniendo que bajar el precio y, a menudo, vendiendo por menos de lo que se había comprado esa propiedad por necesitar el dinero.

Ahora bien, aunque todavía no se augura una buena época en la compraventa, lo cierto es que el precio de las viviendas ha registrado por primera vez en seis años, un aumento, no mucho, pero hace presagiar que se puede estar ante una salida de la crisis inmobiliaria y de la construcción.

En estos momentos, y basándonos en datos del segundo trimestre del año, se pueda apreciar una subida del 0,8 % frente al año anterior. Y esto es bastante significativo si tenemos en cuenta que, el primer trimestre de este año comenzó con una moderación las caídas de precios de la vivienda manteniéndose en el 8%.

Si, desde el 2008, los precios de la vivienda venían cayendo, con casi 6 años de descensos, el aumento de los precios en estos momentos puede hacer que la vivienda empieza a resurgir de nuevo y que ahora se mueva más la compraventa de los inmuebles.

Los precios han subido un 1,7% frente al primer trimestre; en concreto, los de vivienda nueva subieron un 0,6% mientras que las de segunda mano lo hicieron en un 1,9%. Por ciudades, Madrid es donde más han subido los precios, con un 2,7% del precio que se barajaba antes.

Los expertos no tiran cohetes todavía ya que puede ser solo algo esporádico y habría que esperar al siguiente trimestre para ver cómo se comporta el sector y si realmente se puede considerar el despertar de la vivienda y, por ende, del sector de la construcción, uno de los más dañados en la crisis que asola a España actualmente y que, según dicen, empezamos a salir de ella, lentamente, pero a salir.

Imagen