Ya estamos en el mes de junio y ha pasado ya medio año 2014 con algunos cambios, unos para mejor, otros para peor. Pero, ¿sabemos todo lo que ha ocurrido a lo largo de estos primeros 6 meses del 2014 en el sector de la inmobiliaria? Nosotros te hablamos de ellos.

Hay que tener en cuenta que la crisis parece que sigue su curso y, aunque ahora hay un poco más de vida y hace que las personas estén teniendo más oportunidades de trabajo (sobre todo de cara al verano) lo cierto es que, a la hora de comprar una vivienda, todavía no se lo pueden permitir mucho y eso hace que todavía el sector vaya muy lento aunque sí se puede decir que ha habido un aumento en las ventas.

De todos los pisos, quizás los que han tenido que bajar su precio, por extraño que te parezca, han sido los pisos más pequeños, aunque tiene su lógica y es que, si una persona ofrece un piso de una habitación por lo mismo que ofrecen uno de dos habitaciones, las personas comprarán el de dos habitaciones. Ante eso no pueden competir y eso provoca que se tenga que estar un poco dependiendo de los precios de viviendas más grandes para bajar el de la pequeña a uno más aceptable.

También se está viendo hoy en día un aumento de las permutas, entendidas como el intercambio de casas, algo a lo que llegan muchas familias que no logran vender la casa por el precio que quieren conseguir y que ven en esto una salida para poder cumplir ese sueño (ya sea pagando o cobrando la diferencia de la casa).

Si nos basamos en datos, hemos de decir que la caída en las ventas se está frenando cada vez más. El año pasado, por esta época, teníamos un descenso en las ventas del 11%, descenso que, este año, es del 5.1% aunque no se pueda palpar todavía esa gran diferencia y más cuando el precio medio de la vivienda de segunda mano sigue cayendo en mayo (una caída leve, pero caída que afecta, y mucho, a los que quieren vender viviendas de ese estilo).

Los expertos estiman que la bajada del precio se va a seguir dando y, hasta que no se anime la demanda interna, es decir, se mejore el mercado laboral y haya un acercamiento a la financiación, la cosa va a seguir estando difícil para todos aquellos que quieran comprar una casa. Quizás solo en dos comunidades se podrán librar: Navarra y Madrid que fueron las únicas que subieron el precio, en un 0,5 y 0,1% respectivamente.