Hoy en día no son muchas las personas que se deciden a construir su propia casa pero, aún así, hay algunas personas que sí que pueden decidirse a crear su propia casa a su gusto pero, ¿sabes qué aspectos pueden hacer que tu presupuesto se dispare?

Tener en cuenta los números es algo muy importante para poder pensar si realmente es viable una casa o tienes que estar todavía en la casa en que vivas (o plantearte un alquiler). Por eso es que algunos de los aspectos a considerar son los siguientes:

  • Terreno. El terreno en sí, comprarlo, puede ser caro pero si le sumas con el hecho de que te guste un terreno con pendiente o que haya que hacer mucho movimiento de tierra (lo cual no es lo mejor) porque te saldrá más cara la obra.

  • Materiales. Es obvio que, a mejores materiales, más cara te va a salir la obra aunque también es cierto que vas a tener una casa de mejor calidad.

  • Diseño exterior. El diseño de la casa es importante tenerlo en cuenta porque, cuanto más irregular sea (ventanas, formas diferentes en la fachada, etc.) puede hacer que se encarezca el precio del mismo.

  • Complejidad del diseño. Es normal que, si quieres hacer una casa con muchos recovecos, con una estructura que no sea lineal, va a requerir, no solo más material sino también mayor inversión en el proyecto, de ahí que pueda salirte más cara de lo normal.

En el caso de que te decidas por la construcción de la casa lo mejor que puedes hacer es pedir varios presupuestos con el objeto de elegir los que sean más económicos (o mejor dicho, los que den un equilibrio entre dinero y calidad del servicio ya que, en estas cosas, no hay que escatimar en eso).

Teniendo esto en cuenta seguro que consigues prever el presupuesto final para que no se te salga demasiado de las manos.