Las nuevas tecnologías han supuesto un avance importante a la hora de hacer el trabajo para muchos pero, también, para que los consumidores se vuelvan más exigentes y encuentre a través de la red aquello que realmente les sirve a un precio que se equilibra con el servicio. Eso es lo que puede encontrarse con las hipotecas online.

Una hipoteca online es aquella que se contrata a través de internet. Tiene como desventajas el hecho de que, si no se sabe lo que se quiere, entonces va a serte difícil saber cuáles son las necesidades y leer la letra pequeña de las condiciones para saber si hay alguna trampa o algo con lo que no se piensa. Pero si eres una persona que sabe bien lo que busca y entiende algo del tema, entonces es prácticamente imposible que pase nada.

Contratar online tiene una serie de ventajas que, en otros medios, no vas a encontrarte. Entre esas ventajas, según un estudio, parece que puede haber un ahorro significativo de hasta 1300 euros en la hipoteca, dinero que da para muchas otras cosas.

Sin embargo, ahí no se queda todo, las ventajas son:

  • Apertura de hipoteca más barata, hablamos de un 1,35% más barata que si la hicieras en una sucursal física.

  • Comisión por estudio ínfima, es decir, que casi no te cobran por llevar un estudio de la hipoteca para saber si te la conceden o no.

Esto nos puede hacer ver que las empresas están cambiando y, debido a que una empresa por internet no genera tantos costes como podría darse en una empresa física, permite que los precios que se oferten sean mucho mejores.

Eso sí, siempre conviene leer muy bien todo lo relativo a ese tipo de contratos para saber a lo que te estás comprometiendo con ello y así conseguir los mejores resultados sin que haya sorpresas de última hora.

Imagen