Agosto es uno de los meses en los que las personas disfrutan de sus vacaciones y, como eso se sabe, los alquileres veraniegos suelen estar mucho más altos que en otros meses pues saben que las personas tienden a buscar algún apartamento, sobre todo en la zona de la costa.

Sin embargo, con la crisis que hay, es más normal que los precios no se vean tan altos como en otros años y, efectivamente, ha sido así, aunque no en todos los lugares. Si bien es cierto que hay un descenso del 30% en los alquileres de la costa debido a la crisis, lo cierto es que esto no se está produciendo en la zona más costera y veraniega, es decir, en Murcia, Andalucía, Canarias y Valencia, donde los precios se mantienen a los del 2012.

A pesar de eso, las bajadas y descensos de precio se sitúan más en País Vasco, Asturias, Castellón, A Coruña, Alicante, Valencia o Lugo donde, por menos de 1000 euros, se puede alquilar un apartamento.

Por supuesto, sigue habiendo muchas zonas donde se puede alquilar mucho más caro un apartamento pero aquí puedes ver como las cosas están poniéndose para poder alquilar.

Un pequeño truco para alquilar

Si quieres alquilar un apartamento en verano y no encuentras nada que te guste siempre puedes probar en las páginas web donde se venden casas. A veces, si llamas a los particulares y les ofreces una cantidad de dinero por estar una semana, dos o el mes completo en la casa con opción a que, si la venden o la tienen que enseñar salgas de ella un momento, puede que obtengas un alquiler mucho más barato y las vacaciones te salgan mucho mejor.

Esto es algo que hacen algunos particulares y de hecho es una práctica muy aceptada pues, para tener un apartamento cerrado sin ganarle nada, siempre se le puede ganar en este caso algo por ello.

Lo que habría que dejar es todo muy claro para poder ir con seguridad y que después no reclamen desperfectos que pudieran estar en la casa de antes.