La elección del tipo de material para revestir el suelo tanto de hogares como de industrias debe tratarse con especial atención. Escoger los materiales adecuados garantiza un alto nivel de confort, seguridad e higiene, así como una bonita decoración acorde con el ambiente que se desea crear en cada estancia. Uno de los materiales más demandados y que más ventajas ofrecen son los suelos de vinilo.

Las cocinas pueden suponer un peligro pues es fácil sufrir caídas o resbalones a causa de la acumulación de grasa u otras sustancias. Los suelos para cocinas como los de Altro deben ofrecer resistencia al calzado para evitar los deslizamientos, así como permitir una limpieza fácil. Tanto en cocinas particulares como industriales el vinilo ofrece mayor seguridad al evitar que se formen bacterias así como facilitando la limpieza. A diferencia de las cocinas realizadas con suelos de azulejos, las de vinilo carecen de juntas que acumulen suciedad, lo que permite una fácil limpieza.

El uso del vinilo en las cocinas garantiza un agarre perfecto para poder moverse con rapidez sin preocupaciones ante la posibilidad de aceites o líquidos derramados. Su mantenimiento es, con diferencia, más fácil que el del resto de suelos, pues se mantiene más tiempo limpio al gozar de una gran impermeabilidad y permite una limpieza más cómoda debido a su alta resistencia a los productos químicos. De igual forma, el suelo realizado en vinilo permanecerá intacto ante los golpes o caídas, a diferencia de otros suelos que pueden sufrir arañazos o incluso roturas debido a los impactos.

El vinilo ofrece múltiples ventajas en los suelos de distintas instalaciones. Tanto en el ámbito de la hostelería como en el sanitario, el deportivo o el educativo, contar con suelos realizados en este material evitará caídas innecesarias, resbalones imprevistos y una gran sensación de confort.

Una ventaja adicional es la gran gama de colores entre los que se puede elegir para decorar la estancia cuyo suelo se quiera revestir en vinilo. Así, se pueden encontrar colores neutros o tradicionales como una amplia gama de grises, azules o verdes o bien colores vivos perfectos pensados para zonas educativas o deportivas. Existen modelos totalmente lisos o con pequeños cristales de cuarzo que le confieren un aspecto más brillante. Una ventaja adicional que permite el vinilo a la hora de la decoración, es la posibilidad de combinar distintos colores en función del resultado que se desee obtener. Elegir vinilo para decorar los suelos es sinónimo de seguridad, decoración y confort.