El sector inmobiliario sigue en crisis y parece que tras los últimos avances del gobierno y todos los cambios que ha habido en España va a seguir unos cuantos años más.

En el caso de las compraventas ya se decía que en el 2013 iban a estancarse de nuevo la venta de viviendas y si alguien quería vender una vivienda era el momento ahora en el 2012 ya que en estos meses, para terminar el año con algo, bajarían un poco los precios y se vendería algo más antes de llegar el próximo año.

Pero lo que quizás no sepas es el panorama actual, es decir, lo que piensan tanto los vendedores de viviendas como los compradores de ellas.

En el caso de los compradores hay muchos tipos pero la gran mayoría lo que pretende siempre es conseguir una vivienda por el menor precio posible a pesar de que la vivienda se sabe está muy rebajada hoy día y puedes encontrar viviendas por la mitad de precio de hace un par de años.

Sin embargo los compradores quieren rebajar más el precio porque saben que cuando una vivienda se pone en venta es porque realmente se necesita dinero y tratan de sacar más rebajas a los vendedores que necesitan vender rápidamente la vivienda y obtener algo de dinero.

En el caso de los vendedores la bajada de los precios ya es bastante vergonzosa para ellos que tienen que perder dinero para poder tener algo de capital para poder hacer frente a los gastos que tienen. El hecho de tener que bajar el precio de viviendas que se han comprado mucho más caras es para los vendedores un fracaso que es lo que han hecho porque significa que no han hecho una buena compra por en esta época.

El panorama actual parece que va a estancarse a principios de año, hablan de marzo. Las viviendas están baratas ya pero no hay compradores que puedan comprar, por miedo a perder el trabajo si no lo han perdido ya o por miedo a embarcarse en un gasto que podría no poder hacer frente a la larga. Esto hace que el mercado no se mueva. Es cierto que hay ciertas ventas y compras de viviendas pero en realidad se está a mínimos y por lo que parece la tendencia va seguir así.

 Imagen