Imagen-61

Hoy en día en el que pocas veces nos rodeamos de naturaleza, parece que el dicho de que “Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña” se está cumpliendo en el tema decorativo.

Y es que hoy en día se está imponiendo decorar las casas y los distintos ambientes de la misma de una forma más natural haciendo uso también de las propias plantas para decorar el espacio en las habitaciones.

Una planta no es algo que pondrías, por ejemplo, en un salón o un comedor, y menos aún un huerto en ese mismo espacio, pero lo cierto es que sí que se está imponiendo y podemos encontrar muchos receptáculos que sirven para este propósito de modo que se da un aire sofisticado y, a la vez, de salvaje naturaleza.

Hoy en día la ecología es algo que está en boca de muchos y todos cuidamos el medioambiente, ya sea mucho o poco. Muchos sueñan con salir de los pisos de las grandes ciudades y disfrutar de casas rurales debido a que el estrés y los nervios se calman completamente al estar rodeado de paz y tranquilidad de tal forma que, ¿por qué no llevarse un poco de eso a un piso en la ciudad?

Así es como surgen los huertos de salón, con espacios divertidos que jamás hubieras pensado que se podrían utilizar como huertos para tener en tu casa tu propio espacio de tranquilidad. Incluso tienes una versión especial para plantar hierbas (eso sí, que no crezcan mucho) en la pared misma (como si tuvieras así una pequeña cortina tupida natural).

De esta manera podrás desconectar un poco del estrés y los malos pensamientos y centrarte en la naturaleza dejando que tu mente se relaje y puedas recuperar energía que seguro que la necesitas. Además, en un salón, así como en otras partes de la casa, no es impensable tener un huerto móvil (en la sala de estar o estudio, en el dormitorio, etc.).