Si eres de los que este año 2011 se ha planteado comprar una casa, bien porque puedas permitírtelo o porque te hace falta, has de saber que es posible que el precio actual que tienen muchas viviendas finalmente no sea el precio final sino que, según palabras del propio Banco de España, es posible que el precio siga bajando.

El motivo de la bajada, por supuesto, es la crisis de la que aún seguimos inmersos que hace que no se compre ni se venda nada que no sea absolutamente necesario, de ahí que muchos hayan aplazado su nueva vivienda para tiempos mejores, aún cuando los precios de algunas viviendas son bastante tentadores.  Claro está, también entra en juego el hecho de compensar el coste que supondrá la eliminación de la deducción por compra de vivienda para rentas superiores a los 24.000 euros que ha entrado en vigor desde el 1 de enero del 2011.

Ya sabes que el precio de la vivienda absorbe gran cantidad de la nómina mensual que se destina a la hipoteca y teniendo en cuenta que ésta puede subir más a lo largo de los meses hace que no muchos se planteen una vivienda.

Además, también hay que entender algo y es que hay muchas viviendas ahora mismo sin gente y las empresas, inmobiliarias, bancos, etc. lo que quieren es deshacerse de ellas por lo que, aunque no ganen el beneficio esperado, poder deshacerse de la propiedad ya es, para ellos, todo un logro, lo que hace que se bajen los precios para así poder llegar a las personas y que éstas se decidan a comprar una vivienda.

Con esto nos encontraremos con que, a lo largo del 2011, habrá una nueva bajada de los precios de las viviendas beneficiando a aquellos que puedan permitirse comprar una casa y haciendo que el resto se quede con los dientes largos por no poder permitirse tener un “chollo” como los que se están encontrando ahora mismo.

En