2011

Así es, con el nuevo año parece que la fiesta y la diversión que podemos vivir el día 31 no es más que algo pasajero porque, si ya de por sí tenemos bien apretado el cinturón este año y más que nos lo tenemos que apretar debido a los gastos de la Navidad, lo cierto es que ahora tendremos que apretarlo un punto más para hacer frente a la subida de todo.

Y es que, con el año nuevo, siempre sube todo. Correos sube sus sellos (como todos los años, al menos, desde que yo recuerdo y de eso hace casi 20 años de ello). La luz, el agua, el butano, etc. todo sube haciendo que todos nos tengamos que ajustar más los presupuestos y que, si antes querías darte un pequeño gusto con algo, tengas ahora que dejarlo al margen porque no hay para ello.

Ahora mismo las que más suenan, porque se ha hablado mucho de ellas estos días en las televisiones son la subida de la luz, 9’8% reflejados en unos 3 euros al mes; gas natural, 3’6% reflejado en unos 50 céntimos; butano, 3’13% reflejado en unos 40 céntimos al mes.

El transporte ferroviario también sube y lo mismo el transporte urbano, peajes de autopista y los servicios de Correos.

Relacionado con la vivienda en sí también hemos de decir que la ventaja fiscal que se tiene hasta ahora en la compra de la primera vivienda se eliminan. Si se compra en el 2011 no habrá deducción del 15% de un gasto mínimo de 9015 euros sino que tendrá que ser pagada de forma íntegra.

Esto no es algo nuevo a lo que nos enfrentemos porque ya sabemos que todos los años ocurre. Sin embargo, con el tema de la crisis era lógico pensar que las subidas no serían tan grandes ni afectarían tanto cuando las familias ya de por si están ahogadas entre gastos.