compañeros

En estas últimas semanas de septiembre es muy probable que, si vas a empezar la Universidad y te has ido a otra ciudad, hayas escogido un piso de alquiler para pasar la temporada que dura el curso académico. A veces el peso se acaba compartiendo con otras personas, compañeros de piso, que no tienen por qué ser de la misma carrera o estudios.

Convivir con compañeros de piso no es lo mismo que convivir con familiares porque con ellos tienes más confianza y se comparten las cosas pero, con compañeros, es más difícil compartir y después vienen las peleas y enfados.

Para que eso no pase aquí te damos algunos consejos:

  • Procura comentar todas las dudas antes de aceptar vivir con compañeros. Es mejor saber a lo que te enfrentas que ir a ciegas.
  • Es bueno tener una lista de normas colocada en un lugar visible. Puede parecer algo tonto pero no sabes la de problemas que quita.
  • Etiqueta todo lo que sea tuyo (normalmente lo que hay en el congelador y en el frigorífico) para que no haya problemas.
  • Estableced un turno de lavadoras, secadoras, ducha, etc. A veces es mejor para no general descontentos.
  • Aunque pueda resultar obvio, cuando se está solo y se tiene novia/o, lo más normal es que se use el piso para… Bueno, ya puedes intuirlo. Esos temas mejor aclararlos antes de que surja la situación y pueda molestar a los demás compañeros (sobre todo si se lo/la encuentran en mitad de la casa ligero/a de ropa).
  • Intenta establecer una relación con tus compañeros, sería bueno hacer cosas juntos de vez en cuando porque así os haréis amigos y podréis convivir mejor (que si nunca os veis o apenas habláis).
  • Recuerda: No es tu casa, así que hay que mantener el orden tanto en tu habitación como en las salas comunes.

Imagen