house

Si has visto algunas casas ya, si has comprado alguna vez una, o si vas a comprarla, seguro que este artículo no te es indiferente y te abre un poco los ojos porque, si bien muchas veces nos dejamos llevar por los ojos y por ver si es bonito o no el piso o la casa que acabamos de ver, lo cierto es que, por dentro, puede no parecer todo lo ideal que pensábamos.

Imagina que una casa, cuando se quiere vender, se cuentan maravillas de ella, y eso sabemos que nos tenemos que creer la mitad de las cosas que nos dicen, pero también es verdad que hay algunas cosas sobre las que no se habla o incluso sobre las que no pensamos en un primer momento y después, cuando estamos allí, nos llegamos a arrepentir de la decisión tomada.

Estos temas son:

Vecinos. Si, un vecino puede amargarte la vida hasta el punto de lograr que te mudes de casa hasta sin tú quererlo. Y es que los vecinos pueden ser muy curiosos, chismosos o entrometidos y hay veces que no nos gusta esa actitud de modo que, aunque pases de ellos, parece que te siguen incordiando nada más que para tener algo que hacer.

Colegios, transporte público o transporte privado. Esto es algo que hoy en día no le prestamos atención pero que debe ser importante porque si compramos una casa con una persona mayor o con niños éstos irán al colegio y las personas mayores necesitarán ir a médicos y demás con lo cual, si no dispones de coche o éste no arranca, necesitas una ubicación donde haya algo con lo que moverte (no estar aislado).

Seguridad. Este tema es muy importante porque hoy en día hay muchos robos y no se está tranquilo nunca. Por eso si hay seguridad te da un poco de tranquilidad.