documents

Como sabrás por los anuncios de televisión o bien porque estás bien informado, ya han comenzado a enviarse los borradores de la Declaración de Hacienda, borradores que, según muchos, hay que mirar con lupa porque no siempre son correctos y aunque traen más quebraderos de cabeza que alivios, es algo que pasa todos los años y que parece que no se corrigen errores.

Por eso una de las cosas que has de tener muy en cuenta es que el borrador podría estar mal sólo porque estás pagando una casa. Así es, los expertos señalan que se revise muy bien el borrador de la declaración, o que incluso se haga de nuevo.

Partiendo de esta base, los que tendrían que hacerla para asegurarse de que está bien son especialmente quien haya comprado casa o esté pagando una hipoteca, ya que seguramente no esté completo el borrador y le pueda costar bastante dinero confirmarlo a las primeras de cambio. De hecho puede dar todo un vuelco desde tener que pagar a Hacienda a tener que recibir de ella (que no es lo mismo pagar que recibir, ojo al dato).

En otras ocasiones, el borrador señala que no es necesario presentar la declaración de la renta porque no se llega a los ingresos mínimos, pero si estamos pagando una vivienda la declaración puede salirnos a devolver y por lo tanto nos compensará presentarla. Otra cosa será que la acepten porque no siempre ocurre el caso. Hay veces en las que, como no se llega a los ingresos mínimos, no aceptan la Declaración y entonces tienes que desistir (porque por las malas tampoco te la cogen, a pesar de querer declarar).

En definitiva, enviar los borradores está bien porque así la gente ve cómo se hace la declaración. El problema es que en muchas ocasiones esos borradores no están bien hechos y es un lío ponerte a hacer la declaración a la vieja usanza (porque por internet no todos saben cómo se hace).

Imagen