hipoteca

En el artículo anterior os hemos hablado acerca del euríbor y cómo este está manteniéndose constante, bajando en algunos casos, y favoreciendo así a muchos que tienen hipotecas o préstamos hipotecarios, así como a otra mucha gente.

Sin embargo, hay ocasiones en las que la letra pequeña no se lee y a pesar de un descenso en el euríbor, no vemos ese descenso en nuestras hipotecas y, cuando hemos ido a ver, nos hemos encontrado con la sorpresa.

Y es que hay algunas hipotecas que, pase lo que pase con el euríbor, no les va a afectar. Estas son:

Hipotecas suelo. Son una serie de hipotecas que tiene una claúsula, la claúsula suelo. Es una claúsula que no se rige por el euríbor sino que tiene otro valor para calcular la cuota llamado suelo, que alcanza los 3’5 ó 4%.

Hipotecas multidivisas. Son aquellas en las que un propietario de una vivienda se endeuda en otra moneda (normalmente en yenes o francos suizos). Debido a la crisis estas hipotecas ya no son tan buenas como lo eran hace unos años y, aunque se paga un bajo interés, la cuota ha subido bastante a lo largo de los meses así como la deuda con el banco.

Hipotecas fijas. Este tipo de hipotecas tiene un tipo de interés demasiado alto (entre un 5% y 6%) comparado con el euríbor (de algo más del 3%).

Hipotecas con otros tipos de interés. Hay otros tipos de interés que se pueden usar como el mibor o el irph que están aproximadamente entre el 2,5% y el 3%, más elevados que el euríbor.

Hipotecas con clips, swaps y otros productos. Son aquellas que tienen fijado un tipo de interés pero con una letra pequeña y es que, si el euribor bajaba de esos niveles tan altos que tenía, ellos seguirían pagando cuotas con ese tipo de interés y que la cancelación de los productos llevaba asociado el pago de enormes sumas de dinero.

Hipotecas de vpo. Son las hipotecas sobre viviendas protegidas que tiene en cuenta el irph por lo que, al fijarse anualmente, el tanto por ciento puede ser superior al euríbor y no se revisa cada poco tiempo.

Imagen