alquler

Hace un tiempo vi en un programa de televisión el testimonio de un hombre que tenía una casa alquilada. Su casa disponía de un dormitorio, salón-comedor, cuarto de baño, cocina, y poco más. Tenía que pagar la luz, el agua, la comunidad y los gastos extras que pudieran salir y todo eso le salía al hombre por 850 euros al mes.

Si tenemos en cuenta que es mileurista vemos cómo el 80% de los sueldos se van en los alquileres, y por eso muchos piensan que, aunque sea endeudarse, siempre es mejor una casa propia que no un alquiler donde te cobren una barbaridad (en este caso por estar en una zona céntrica).

Las ofertas de pisos en alquiler sigue subiendo y lo que es más sorprendente es que están llegando a las personas, algo lógico cuando no puedes asegurar tu puesto de trabajo de un mes para otro por lo que a veces hay que vivir el día a día y dejar el mañana para después.

Así, ahora mismo hay un aumento en las ofertas de alquileres de menos de 1000 euros tanto en Barcelona como en Madrid, dos de las ciudades más caras en cuanto a alquileres se refiere.

Ahora mismo los pisos en alquiler inferiores a 1000 euros están por el 61’6% de todas las que se anuncian y esto viene motivado a que las personas están teniendo dificultades para vender los pisos de modo que prueban el alquiler como segunda opción además de conseguir con ello un dinero fijo al mes. Junto a esto tenemos que agradecer (quizás sea de las pocas veces que lo hagamos) al Gobierno el fomento del alquiler como la consolidación de la sociedad pública de alquiler (spa) adscrita al ministerio de vivienda.

Un alquiler no es algo sólido ya que, aunque haya preaviso, sabemos que en cualquier momento nos tendremos que ir de la casa o nosotros nos iremos pero si es una forma de subsistir mientras la crisis aprieta y es lo que muchos están haciendo hoy en día.