Según las noticias, parece ser que Zapatero acude en ayuda del sector inmobiliario de nuestro país, y lo hace destinando 3.000 millones de euros a aquellos promotores que necesitan ampliar los plazos de los préstamos que gravan las construcciones de viviendas. Claro que no es una ayuda altruista, a cambio los promotores deben poner en alquiler las viviendas durante un periodo determinado de tiempo.

El Ministerio de Vivienda indica que esta medida permitirá dar salida a unas 25 empresas de alquiler. Parece que todos los esfuerzos se centran en promover el mercado del alquiler. Una salida que para el Gobierno parece ser un clavo ardiendo al que hay que aferrarse para mejorar la situación.

Se pretende así dar acceso a las viviendas a un colectivo de personas con menos posibilidades y aportar un poco más de liquidez al sector inmobiliario. Es difícil que se pueda solucionar un problema que no se reconoce, igual que alguien que está sumido en la bebida debe reconocer que es alcohólico, Zapatero debería reconocer la crisis económica en la que está sumida el país y que parece que todavía no quiere reconocer.

Empeora la economía a marchas forzadas pero el Gobierno habla de frenazo temporal y posibilidad de seguir creciendo aunque sea de forma muy leve. Como hemos dicho en algunas ocasiones, parece esperar que la situación mejore con la mínima aportación. La ayuda al sector es insuficiente y afecta tanto a usuarios como empresas, recordemos la primera iniciativa de ayuda al sector, en el post medidas inmobiliarias ineficaces, conocíamos que los esfuerzos realizados por promocionar las viviendas públicas no habían servido de nada.

Ahora presentan un nuevo paquete de medidas guiados quizá por la actuación del Reino Unido, por cierto, parecen mejores medidas que las que adopta el Gobierno español ,aunque tampoco las tienen todas consigo. Las entidades financieras son parte del problema, mientras que se ven perjudicados promotores y clientes, quizá se podría tomar ejemplo de la última actuación norteamericana aunque no sea el mismo caso, al menos se ven claras intenciones de resolver la penosa situación.

Ya veremos que ocurre…

Vía | Europa Press
Más información | AFP