Continúa el retroceso del mercado inmobiliario de segunda mano, los precios y las ventas siguen desplomándose y parece que no terminan de tocar suelo. Si damos un vistazo a los datos que ha publicado el Colegio de Registradores de la Propiedad, podemos darnos cuenta de ello.

Durante el primer semestre, las operaciones de compra-venta de inmuebles de segunda mano han caído un 38,2%, es decir, hasta tres veces más que en las operaciones de viviendas nuevas.

En total, el volumen de operaciones inmobiliarias de compra-venta de viviendas se ha reducido un 27,6% en comparación con el periodo del año anterior, pero los inmuebles más afectados han sido los de segunda mano.

Seguro que más de un lector recuerda que años atrás, los precios de la vivienda de segunda mano llegaban incluso a superar los precios de la vivienda de nueva construcción, de hecho, llegó un momento en el que era más recomendable adquirir un inmueble de obra nueva, aunque el hecho de comprar sobre planos no hiciera tanta gracia.

Pues tal y como subieron los precios, así han caído, y posiblemente este mercado tarde en recuperarse. Los últimos doce meses muestran una estrepitosa caída, el mercado se ha contraído en casi todas las comunidades españolas, salvo Extremadura, que incluso mostró un repunte en torno al 0,5%. En la tasa interanual el bajón fue todavía más acusado, basta dar un vistazo a las cifras, un 39,7% en Cataluña, un 37,8% en Baleares, un 29,9% en Navarra, etc.

El Gobierno español debería tomar ejemplo del Gobierno del Reino Unido, al menos este último intenta socorrer al sector inmobiliario e intenta adoptar algunas medidas. Quizá no sean eficaces, pero es peor quedarse de brazos cruzados a la espera de que se resuelva por sí sola la situación.

Vía | La Verdad
Más información | Registradores.org