España sufre resaca inmobiliaria, así lo indica un artículo publicado en el diario The New York Times, además se augura que nuestro país sufrirá el golpe más duro del parón económico internacional. Los analistas estadounidenses indican que España ha pasado de un extremo a otro, de disfrutar de una bonanza económica e inmobiliaria, a padecer una situación extrema en la que el mercado inmobiliario y la economía se han derrumbado.

Se trata de una realidad de difícil trago que hasta hace muy poco el Gobierno español no ha querido reconocer, aunque siguen minimizando la realidad del problema.

Parece que esperan que la situación se resuelva sola y las ayudas al sector inmobiliario apenas son perceptibles. El New York Times analiza la situación española, indica que se ha realizado una apuesta elevada invirtiendo todos los esfuerzos económicos en el sector inmobiliario, algo que ha terminado dejando al país en una lamentable situación, como dirían otros, con el c… al aire.

Los datos sobre la inflación, las previsiones sobre el desempleo, sobre el motor inmobiliario, etc., conforman una pesada losa sobre la sociedad, es obligado que el Gobierno busque un modelo alternativo económico que no se encuentre basado en el sector inmobiliario y así poder producir diferentes servicios y bienes con los que comercializar con otros países. A esta cuestión, el periódico norteamericano plantea serías dudas, evidentemente nuestro Gobierno no ofrece la imagen de poder superar el trago económico al que nos enfrentamos los españoles.

Resulta evidente que vamos a pagar un alto precio por los años de bonanza vividos, quizá es lo mejor que puede haber ocurrido para que se vuelvan a poner los pies sobre la tierra, por desgracia, en algunas ocasiones no se aprende de los errores y si de nuevo volviéramos a vivir una situación similar a la de estos últimos años, posiblemente volveríamos a caer en el mismo pozo.

Vía | El País
Más información | The New York Times