Según el PP el problema del mercado inmobiliario es el precio del suelo, no que falte suelo para construir, por eso, el nuevo plan del Gobierno español para comprar suelo privado por valor de 300 millones de euros, es rechazado por el PP argumentando que difícilmente podrá salir airoso de este intento de auxilio al sector inmobiliario.

Esta es la respuesta proporcionada al anuncio realizado por la Ministra de Vivienda en el que indica que su departamento realizará una primera oferta de suelo público en tres meses por valor de 300 millones de euros. La oferta será ampliable y tendrá una vigencia de cuatro años. ¿Esta iniciativa se encamina a resolver el problema a las grandes inmobiliarias?, según el PP es así, entonces ¿qué pasa con el resto de inmobiliarias?

La medida va a ser polémica y no parece ser la solución más adecuada, todavía quedan varias cuestiones por resolver, no se sabe si el suelo será rústico o precalificado con el propósito de que sean los ayuntamientos quienes lo recalifiquen. En este caso parecería un movimiento especulativo en pro de las grandes compañías.

El PP insiste en que los 300 millones van a ayudar a aquellos que menos lo necesitan, sobre todo a aquellas compañías que se han estado lucrando durante años y que todavía adeudan viviendas a un buen número de habitantes del país.

En todo caso, los 300 millones para comprar suelo representarán una gota en el océano y una medida poco eficaz para resolver el problema general, aunque seguramente se resolverá para unos pocos.

Vía | Invertia
Más información | El Mundo