El desplome del mercado inmobiliario del Reino Unido es un hecho, poco a poco se cumplen los pronósticos. Hace unos días conocíamos que una de las inmobiliarias más grandes del Reino Unido, Taylor Wimpey, decidía reestructurarse y pensaba cerrar trece oficinas despidiendo 900 trabajadores.

Pues bien, parece que la acción es secundada por otras inmobiliarias del país y ya son cinco las que han anunciado cierre de oficinas y recorte de personal, Taylor Wimpey, Persimmon, Barrat Developments, y las dos últimas que se han apuntado a este tipo de actuaciones han sido Bovis Home y Redrow, que anuncian reducción de plantilla y oficinas a fin de salvar lo que quede.

Sin duda, es un completo descalabro del mercado inmobiliario británico provocado por la drástica reducción de las hipotecas y la seria crisis crediticia en la que se sume el país.

Bovis Home realizar una reducción de 400 puestos administrativos y de obra, por su parte, Redrow casi igualará la cifra de Taylor Wimpey, una reducción que alcanzará los 850 puestos. La conclusión de los directivos de ambas inmobiliarias es que afrontan la peor crisis vivida en años.

Pronto conoceremos el rumbo tomado por el sector inmobiliario del Reino Unido, ¿se seguirán sumando nuevos recortes?, posiblemente sí.

Vía | Bolsamanía