Hace unos días hablábamos del posible desplome del mercado inmobiliario del Reino Unido y de los informes que auguraban un desplome en el precio de los inmuebles y en la concesión de hipotecas.

Pues bien, hoy conocemos nuevos datos que apoyan estos informes, una de las mayores inmobiliarias del país, Taylor Wimpey, ha decidido reestructurarse y cerrará 13 oficinas despidiendo a un total de 900 trabajadores.

Se supone que las compañías más grandes y consolidadas tienen la suficiente experiencia y profesionalidad para superar momentos de crisis, pero la crisis del Reino Unido es bastante seria y las condiciones del mercado están tan ralentizadas que es imposible soportar la situación. Taylor Wimpey augura un año bastante complicado y prevé una difícil y larga recuperación del sector.

Por lo pronto, esta compañía ya ha comenzado a trabajar en un plan de reducción de costes que le permita ahorrar hasta 56,5 millones de euros a partir del último trimestre, las primeras acciones ya las hemos mencionado. Taylor Wimpey esperaba poder realizar una ampliación de capital el pasado mes de junio, cuya cifra se especula que podría haber alcanzado los 628 millones de euros, no ha podido ser y ahora somos testigos de las consecuencias, el anuncio de la imposibilidad de la operación ha provocado un desplome de más de un 50% en la bolsa londinense.

En los próximos meses seguramente seremos testigos de nuevas reestructuraciones, se seguirán cerrando oficinas y despidiendo personal, no sólo en el Reino Unido, también en España y no nos referimos a las pequeñas inmobiliarias, sino a empresas consolidadas en el sector.

Vía | Bolsa Manía
Más información | Expansión
Más información | Taylor Wimpey