El sector inmobiliario de nuestro país pasa por un mal momento, eso es evidente, los inmuebles reducen los precios de venta, incluso los lujosos, aunque no todos. Los áticos de Madrid no entienden de crisis y actualmente son los más caros que podemos encontrar en España y los precios no se han reducido.

Un ático en el Paseo de la Castellana con tres habitaciones y tres cuartos de baño que suman 307 metros, cuesta nada menos que 9 millones de euros. Eso sí, incluye una terraza de 101 metros cuadrados.

Otro ejemplo podría ser el ático situado en Chamartín, ocho cuartos de baño y cinco habitaciones, un total de 450 metros cuadrados que se venden por 5 millones de euros ¿para qué tantos cuartos de baño?

Otro más en el Paseo de la Castellana, un ático de seis dormitorios y cinco cuartos de baño que en total suman 500 metros cuadrados y que se vende por 4.500.000 euros. No sólo en Madrid podemos encontrar este tipo de inmuebles, Barcelona, Valencia, Mallorca… en prácticamente todas las ciudades algunos áticos destacan su condición de altura y equiparan los precios a ella.

Solicitar un préstamo hipotecario para comprar una de estas viviendas nos resultaría completamente imposible, al menos a los de a pie. Las cuotas hipotecarias mensuales podrían resultar perfectamente por un valor equiparable al sueldo de todo un año de un trabajador, y eso contando que fuera algo más que un mileurista.

Los áticos parecen mantenerse al margen de la situación en la que vivimos, aunque hay que decir que torres más altas han caído y antes o después también les llegarán los efectos de la crisis inmobiliaria, si es que de verdad quieren vender.

Vía | El Economista
Más información | Idealista
Más información | Idealista (anexo)