Nuevamente han caído las ventas de vivienda en Estados Unidos, sufriendo la mayor caída interanual del precio de la vivienda desde los años 70. La crisis inmobiliaria norteamericana se agrava y los pronósticos que daban los analistas se han quedado cortos.

Un informe del Departamento Comercial Estadounidense correspondiente al mes de marzo, indica que la venta de viviendas unifamiliares cayó en el mes de marzo un 8,5%, o lo que es igual, se realizaron 526.000 ventas de viviendas nuevas, una cifra que se daba antes de 1991.

Los pronósticos realizados por los analistas reflejaban una cifra en ventas de unas 580.000 viviendas, es decir 54.000 menos de las ventas que se han efectuado. Igualmente, el precio de los inmuebles ha caído significativamente situándose en el pasado mes de marzo en 227.600 dólares por inmueble. Se trata del mayor descenso interanual sufrido desde los años 70, como decíamos al principio.

Evidentemente, la caída de los precios ha provocado que quienes hayan invertido sus ahorros en la compra de una vivienda, terminen perdiendo bastante dinero. Como ocurre en España, los posibles compradores siguen posponiendo la compra de un inmueble esperando a que los precios resulten todavía más apetecibles, con lo que el estancamiento del mercado se hace más evidente.

Reactivar el mercado y mantener al menos los precios actuales se hace necesario en Estados Unidos y en España, en las soluciones que se pueden adoptar deben implicarse las entidades financieras y no actuar del modo que denuncian los APIS de Barcelona. Son tiempos muy duros para el sector inmobiliario de muchos países.

Vía | RTVE
Más información | Departamento de Comercio estadounidense (Pdf)