Los agentes de la propiedad inmobiliaria culpan a las entidades financieras del parón inmobiliario que estamos sufriendo, concretamente al parón de operaciones de compra venta.

Parece evidente que el endurecimiento de las entidades financieras a la hora de conceder un crédito ha contribuido a frenar todavía más el volumen de negocio. Los API (Agentes de la Propiedad Inmobiliaria) de Barcelona quieren reunirse con la banca para hablar de la situación y buscar soluciones, aunque creemos que ya está todo hablado.

Las entidades financieras no van a cambiar su política, es algo evidente teniendo en cuenta cuál es la actual situación económica. Según los API, las oficinas bancarias ponen diferentes trabas e intentan persuadir a quienes desean comprar un inmueble para que no haga efectiva su compra, esto agrava la situación por la que pasa el mercado inmobiliario. La banca es responsable y los APIS desean que se responsabilice de la situación.

Joan Ollé, presidente del Colegio de API de Barcelona, indica que actualmente existe oferta y demanda de viviendas pero el mercado se está estancando a causa de las acciones que está realizando la banca, con lo que los agentes inmobiliarios deben buscar otras alternativas que permitan beneficiar a compradores y vendedores, una de las soluciones que barajan es el alquiler con opción a compra. De ello hablábamos no hace mucho en Cienladrillos, es evidente que son los promotores e inmobiliarias quienes intentan buscar soluciones, los bancos y entidades financieras simplemente se han limitado a cerrar los grifos y esperar a ver como evoluciona la situación.

La caída de los precios continua y las previsiones no son nada halagüeñas, basta con dar un vistazo a algunos informes proporcionados por Deutsche Bank u otras entidades, informes que crean todavía más desconfianza. Las entidades financieras se aprovecharon del auge inmobiliario, ahora deberían responsabilizarse e intentar buscar soluciones para apaciguar la crisis, hay que estar a las duras y a las maduras.

Vía | El periódico
Más información | API BCN