Seguimos hablando de estrategias inmobiliarias, tema cada vez más presente en todos los mercados inmobiliarios. En esta ocasión retomamos la fórmula Open House, estrategia de la que ya hablamos en Cienladrillos hace un año y que es necesario recordar ante la necesidad de aplicar nuevos métodos para incrementar las ventas.

En Estados Unidos funciona, quizá no funciona del mismo modo en nuestro país, basta con ver cuántas son las inmobiliarias que han puesto en marcha la fórmula Open House, muy pocas.

Open House es básicamente una jornada de puertas abiertas en la que los compradores pueden visitar la vivienda que les interesa sin tener que concertar una cita previa, como sería lógico esperar.

Dicha estrategia de marketing obliga a situar a un comercial durante el periodo de puertas abiertas en cada vivienda y esperar a la entrada de posibles clientes para realizar el recorrido por el inmueble y cerrar la venta si es posible.

La estrategia permite un mayor acercamiento entre vendedor y comprador en un encuentro algo menos informal y logrando (posiblemente) más efectividad a la hora de vender la propiedad. Era necesario salir de ese letargo en el que los clientes se agolpaban buscando un inmueble y los comerciales no tenían que hacer ningún esfuerzo, Open House es un escaparate inmobiliario en el que el vendedor debe saber ofrecer su producto.

Cada vez hay menos clientes que buscan una vivienda concertando citas difíciles de cumplir, esta fórmula sería para ellos claramente un atractivo, sobre todo porque no deben atarse a ningún compromiso u horario.

Vía | Puro Marketing
En Cienladrillos | LLega el Open House