En la Cuerda FlojaCuando las cosas pintan mal, suele cobrar protagonismo el sector del Capital Riesgo. A veces porque permiten reflotar a grandes entidades en horas bajas, y en otras, como en el caso de la crisis de las ‘subprime’ de Estados Unidos, por haber jugado un importante papel en la causa del problema. En estos días en los que las páginas salmón están llenas de noticias sobre empresas al borde de concursos de acreedores, el sector del Capital Riesgo se pronuncia.

Varias firmas que operan en este campo se han reunido esta semana en el Foro Español de Capital Riesgo. Iñigo Jodra, socio de la consultora Roland Berger, opinó dentro de este marco que en el sector de la construcción no habrá una reducción dramática del número de empresas, ni cambios estructurales de relevancia, puesto que tanto la construcción como el inmobiliario son sectores “con vocación de permanencia”, y que saldrán adelante a pesar de la actual coyuntura, a la que denominó como “cambio de ciclo”. Considera que estos sectores tienen sus negocios suficientemente diversificados para ello.

Pero Jodra también entiende que las empresas necesitan un ajuste para no tener que renunciar al crecimiento y que deben mejorar su eficiencia, especialización y calidad comercial, que necesitan especializarse en las actividades que sean más rentables. Personalmente, yo haría declaraciones similares si mi dinero dependiera de que el personal mantenga la calma, y de que las empresas inmobiliarias puedan capear el temporal.

El sector del Capital Riesgo reconoce que el inmobiliario pasa por momentos críticos, con poca liquidez y con pérdidas de valor en empresas y activos, pero que esta situación les presenta oportunidades interesantes, ya que pueden ser clave en el reflote de entidades que se encuentren al borde del proceso concursal: Mejor obtener préstamos con alto interés que declarar suspensión de pagos.

Por su parte, la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri) considera que en 2008 deberán proceder con cautela, lo que es una perogrullada por pura definición de capital riesgo. Aunque las cifras del año pasado han sido alentadoras, con inversiones récord por un total de 4.330 millones de euros, Ascri considera que el balance de 2007 se ha debido a la inercia de los primeros meses del año, antes del desplome crediticio en Estados Unidos, que ya está afectando al cierre de las operaciones de mayor tamaño. Por este motivo, hasta mediados de año no esperan disponer de datos fiables sobre la evolución del sector.

Más información en: Finanzas.com sobre el Foro Español de Capital Riesgo
Más información en: Finanzas.com sobre la cautela de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo
En El Blog Salmón: ¿Se acaba el boom del Capital Riesgo?