Obras del Hotel Algarrobico en CarbonerasEl Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha ratificado la suspensión cautelar de las obras del Hotel Algarrobico, ese monstruo de hormigón y ladrillo en plena playa de Carboneras, en el Parque Natural Cabo de Gata – Níjar. La promotora, Azata del Sol, había recurrido ante el alto tribunal el auto que a finales de febrero de 2006 estableció la paralización cautelar de la obra. Y finalmente, el TSJA ha rechazado ese recurso y ratificado la detención de la construcción del hotel, cuya ejecución está completada casi al 95%.

El TSJA considera que el Ayuntamiento de Carboneras debería haber revisado el plan parcial del hotel para adaptarlo a la Ley de Costas, que fue aprobada con anterioridad a dicho plan. Si esto se hubiera hecho, la zona de servidumbre marítima terrestre para el área del parque natural de Cabo de Gata-Níjar sobre la que se asienta el hotel pasaría de los 20 a los 100 metros que establece la Ley de Costas, lo que serviría para condenarlo a la demolición. Buena parte de este logro se debe a la asociación Salvemos Mojácar, que lucha por detener el deterioro de la costa almeriense, en su mayor parte debido al urbanismo más descontrolado.

La asociación denuncia monstruos urbanísticos que a veces llegan incluso a contar con el apoyo de los ayuntamientos implicados, bien por discreta omisión o por descarada colaboración. Salvemos Mojácar lleva simultáneamente varios casos de presuntos delitos contra la línea de costa y las zonas naturales protegidas en Almería.

Y hay que reconocer una gran valentía a este grupo de personas, pongo un ejemplo clarísimo: en su recurso, la promotora del Algarrobico solicitó una compensación de 12.75 millones de euros por parte de Salvemos Mojácar por los daños derivados de la paralización de las obras, compensación que fue rechazada por el Tribunal, para alivio de la asociación.

Más información: Terra y Salvemos Mojácar
En CienLadrillos: La lista de los horrores urbanísticos españoles