Cualquier energía alternativa que elijamos siempre tiene una faceta que da pié a la crítica, La energía hidráulica, transforma los embalses en inmensas fosas de aguas muertas, que rompen el ciclo natural de las riveras de los ríos, la energía eólica, coloca sus aspas en la ruta natural del paso de aves migratorias, segando la vida de multitud de aves, la energía solar crea puntos de alta temperatura reñidos con la vida natural. Por fuerza, cualquier alternativa tiene su cara obscura y habrá que optar en cada caso por la menos mala, teniendo en cuenta que lo único realmente ecológico es no malgastar.

De todas las energía alternativas, la más controvertidas, es la energía procedente de la biomasa, por varios motivos:

En primer lugar, aunque el CO2 que genera sea reciclado, se vuelve a liberar a la atmósfera con su generación una gran cantidad de gases invernadero que ya habían sido reducidos.

El segundo motivo, es que con frecuencia, se destinan para el cultivo de vegetales que formen la biomasa, extensas superficies de terreno, que de de nos ser por ello, se mantendrían vírgenes o a la producción de gramíneas para la alimentación humana, En especial se le achaca el eliminar selva del Amazonas, para conseguir campos donde producir plantas para generar biodiesel.

Por último, se achaca que en la consecución de biomasa se utiliza abundante energía tradicional, en labores agrícolas y en obtener abonos que fertilizan las tierras donde se cultivan, por lo que el rendimiento energético neto es bajo.

Sin embargo no se puede criticar de una forma genérica una alternativa, sino después de estudiar si es la adecuada en cada caso. Por ejemplo en Cuellar, Segovia, el aumento de nivel de vida había sustituido el uso de la leña de sus montes por otras fuentes de energía como la electricidad o el gas butano, mas cómoda de utilizar. En vista de ellos, se dejaba de aprovechar una fuente natural de energía, a la vez que al no retirar del monte la leña, aumentaba el riesgo de incendios en los pinares que rodean el pueblo.

Ante esta situación el ayuntamiento de Cuéllar decidió tomar cartas en el asunto y aprovechar la leña de los montes para proveer de agua caliente sanitaria a todo el pueblo. Veamos un video donde se explica el aprovechamiento de la biomasa, en mi opinión, en él solo se incide en lo positivo del proyecto, por lo que puede considerarse excesivamente favorable y ligeramente demagógico…

El video explica convenientemente el proceso de obtención de la energía a partir de la biomasa y como este sistema puede ser implementado correctamente en determinadas circunstancias, no obstante no indica que el sistema es deficitario en términos económicos, por lo que la planta de biodiesel genera pérdidas al Ayuntamiento que actúa en ese proyecto como empresario.

El sistema comenzó a funcionar en 1999 y fue la primera de estas características que entraba en funcionamiento en España, abastece hoy a unas 250 familias de Cuéllar, unos 1000 habitantes, repartidas en viviendas unifamiliares, comunidades de vecinos, y diversos edificios municipales, escuelas polideportivos etc., estando previsto en un futuro próximo dar servicio a una piscina climatizada. Se pretende abastecer en el futuro a mas usuarios, pues se considera que la planta tiene mayor capacidad de la utilizada en la actualidad. Con ello se pretende reducir las pérdidas económicas del ayuntamiento

A pesar de los problemas encontrados, Cuéllar es hoy un referente para los proyectos de aprovechamiento de energía de la biomasa.

Direcciones de Interés
Ayuntamiento de Cuellar Planta de biomasa
BioDieselSpain Cuellar estudia un incremento de los usuarios de biomasa