casasAnte un fenómeno como es la crisis inmobiliaria que se vive en España una de las soluciones que está encontrando la gente para acceder a una vivienda es agruparse para comprarla. Según un estudio de Caixa Galicia, mientras el año pasado decreció la compra de viviendas por personas solas o en pareja, pero la compra de viviendas por parte de tres o más personas se incrementó.

Este fenómeno empieza a ser bastante corriente en Galicia, Madrid y Cataluña, ante el crecimiento de la renta que hay que dedicar para pagar una vivienda si se intenta adquirir la vivienda por agrupamientos más tradicionales.

Yo creo que las compras por múltiples personas de una vivienda no puede traer más que problemas. En un principio puede parecer una buena idea, ya que es una forma más barata de acceder a la vivienda, hay que recordar que el precio por metro cuadrado desciende si nos vamos a viviendas más amplias. Pero compartir una vivienda, después de que pasen los primeros años, puede ser una tarea bastante molesta. Por no hablar de los problemas que se pueden ocasionar si alguno de los propietarios quiere vender su parte.

Así que esta opción no me parece muy aconsejable a no ser que se trate de una casa en la que se puedan dividir las zonas de una forma sencilla, por ejemplo un chalet con dos plantas y accesos independientes. Aunque en este caso habría que ver si realmente sale más económica esta posibilidad que la de comprarse un piso.

Vía | El Correo Gallego