Cobrador de morososA día de hoy, los que tienen deudas pendientes enquistadas, complicadas de recuperar, pueden contratar a cobradores profesionales disfrazados de casi cualquier cosa: smoking, de fraile, de gaitero escocés, de El Zorro… El objetivo es siempre el mismo, incordiar al moroso de todas las formas posibles, complicándole el posible cierre de nuevas operaciones comerciales, y animándolo mediante la molestia a que resuelva sus deudas pendientes. Generalmente estas empresas obtienen sus ingresos mediante comisiones sobre las cantidades recuperadas, teniendo en España una fuerte presencia, al ser uno de los países europeos donde es más complicado cobrar deudas comerciales.

Pues durante los últimos meses de 2007, estas empresas están detectando un aumento de la morosidad en el sector de la construcción, lo que podría ser un nuevo indicativo, quizás un tanto sui generis, de la situación del sector inmobiliario. El volumen de actividad de estas empresas ha tenido un repunte a finales de año, y buena parte de este incremento está vinculado a empresas del sector de la construcción.

Pero si este atípico indicador pudiera no parecer significativo, hay otros números que parecen respaldar esta tendencia: las listas de morosos. Según la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, 2007 se cerró con 2.433.059 inscritos en listas de morosidad, con un montante total de la deuda de 10.658 millones de euros. Esto representa un 29.5% más que el montante del año anterior, que se quedó en los 8.200 millones. Y las previsiones de esta asociación son de un incremento de las insolvencias en un 10% para 2008, superior al 6% que registró 2007.

Con las hipotecas ahogando, y las inversiones inmobiliarias dando peores resultados de los previstos, desde luego, parece que si el sector de la construcción deja de ser negocio, otros sectores sacarán tajada del tema.

Más información: La Opinión de Málaga
En El Blog Salmón: Sube la morosidad bancaria.
En CienLadrillos: Aumenta el número de morosos en España