Las barreras arquitectónicas son uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los ancianos. Con los años se pierden fuerzas y con frecuencia se termina confinado en una sillas de ruedas. Quizá no seamos conscientes de la dificultad que plantea a un discapacitado la más mínimas barreras arquitectónicas. Para comprender en toda su plenitud el problema, una reportera andaluza, Eva Braña; se confinó en una silla de ruedas y teniendo como cicerone a un discapacitado real, Gonzalo Rivas, trató de enfrentarse a los problemas que a diario los discapacitados tienen que superar. Vean el reportaje que hizo
.

.

Mirando por Iternet he descubierto algo que si no al 100%, puede facilitar la vida en gran medida a quienes tiene que vivir en una silla de ruedas. Se trata una silla basado en parecidos principios a los que utiliza el Segway, el transporte personal, en el que te desplazars de pié sobre una plataforma con dos ruedas que se equilibra sola, con ayuda de unos giróscopos que ayudan a conservar el equilibrio, solo que en este caso se hace sentado.
.

El buen humor de Gonzalo, no debe engañarnos de la dureza de su denuncia. La ciudad no está hecha para ellos y los problemas saltan por doquier. Y lo que hemos visto es la mitad de lo que tiene que sufrir un discapacitado, pues en su propia casa, por mucho que se la adapten tiene otro tanto. Han pensado que por ejemplo las cocinas están pensadas para estar de pie, ¿Cómo alcanza un dicapacitado algo de un armario de cocina?, ¿ cómo saca algo del congelador?, ¿como puede lavar un plato sentado en una silla?. Y no es solo la cocina, el lavabo, los armarios, las librerías y otros muebles están usados para ser utilizado de píe y eso suponiendo que la casa no sea un duplex y tenga ascensor.
¿Cómo encontrar una solución a todos esos problemas?.

La silla INDEPENDNCIA iBOT es una silla de ruedas que incorpora adelantos tecnológicos, que solo hace un par de años eran inconcebibles, lo que la transforma en algo que nada tiene que ver con una silla de ruedas tradicional.

La silla tiene cuatro diferentes formas de marcha. Hay dos absolútamente revolucionarias, la función de balanceo y la función de escaleras y otras dos mas normales, la de cuatro ruedas y la estandar. Mejor serán que la vean actuar en unos vídeos, están en inglés, por lo que he puesto debajo de cada video la traducción del audio, (ruego disculpen los errores y que me ayuden a corregirlos).

Función de balanceo (Balance funcion)

Esta espectacular función permite al discapcitados “hacer caballitos” con su silla por tiempo indefinido y con absoluta seguridad, con ello alcanza, aun estando sentado, la estatura de una persona de pie, por lo que llega sin dificultad a los lugares diseñados para ser utilizados de pie, desde el estante de un supermercado a una librería doméstica.
.


.
TRADUCCIÓN .- Negocios y relaciones sociales requieren mirarse a los ojos, y en la función de balanceo, el INDEPENDENCIA iBOT ofrece exactamente eso.
Ya sea acercarse a la mesa, o acercarse a la barra, la función equilibrio le permite no doblar su cuello para hablar con sus amigos y asociados.
En dos ruedas también podrás acceder con seguridad a alcanzar lugares altos como estanterías de supermercados o armarios de cocina.
Y esta función, incluso le permite caminar un sendero que le ofrece una nueva forma de ver el mundo.

Función escalera (Stair funcion)

Otra asombrosa posibilidad de esta silla es la de trepar solo sin ayuda y sin esfuerzo físico una escalera, agarrándose al pasamanos para dirigir la operación. Aquellos que vivan en una casa sin ascensor o en su propio chalet podrán entrar y salir solos a la calle sin necesidad de ayuda.
.


.
TRADUCCIÓN .- Uno de los mayores obstáculos a la libertad se disuelve cuando usted cambiar su iBOT función escalera.
Mediante el uso de giroscopios para adaptarse a su centro de gravedad, el iBOT le ayudará a subir o descender escaleras en condiciones de seguridad. Pueden subirse escaleras con uno o dos barandillas.
Si no hay barandilla, o en su caso particular se prohíbe subir escaleras sin ayuda, el iBOT hace fácil que un auxiliar le ayude.
Ahora, con INDEPENDENCIA iBOT Sistema de Movilidad de 4000, puede ir cuando… y dónde quiere ir espontáneamente.

Función 4-Ruedas (4 -while funcion)

El control del equilibrio por parte de los giróscopos permite adentrarse por suelos que para otra silla de ruedas serían peligrosamente irregulares, Por estos terrenos podemos elevar la silla y dejar que cuatro ruedas motrices se “agarren” al terreno pues de conservar el equilibrio se encargan los servomotores controlados por los giróscopos, ello permite que se pueda circular por terrenos irregulares o con pequeños obstáculos como bordillos o baches, o elevar el asiento a la vez que circula, lo que facilita tanto tu propia visibilidad ol el acceso a objetos situados a media altura.


.
TRADUCCIÓN .- En función de 4 ruedas, iBOT ofrece una mayor sensación de independencia dentro y fuera de su hogar. Se circula por una variedad de suelos irregulares, incluidos grava, arena y hierba.
Bordillos de hasta cinco pulgadas de altura no son un problema e incluso es posible elevarse en los bosques.
En la función 4 ruedas, el iBOT también puede elevarse sobre algunas superficies para conseguir horizontes completamente nuevos.

Función estándar (Standard funcion)

Andando como una silla en fubcon stardarde tan solo dos ruedas motrices tocan el suelo. En este caso el control del equilibrio le ayuda a superar pequeños obstáculos que se crucen por su camino, sin tener necesidad de recurrir a los otros sistemas de desplazamiento, incluso en este modo, su sistema automático la hace superar las prestaciones de otras sillas de ruedas convencionales. En esta función el cuerpo está al nivel normal de una persona sentada, lo que pe permite acceder a escritorios y mesas sin problemas.
.


.
TRADUCCIÓN .- A diferencia de cualquier otro dispositivo de movilidad, la INDEPENDENCIA iBOT 4000 utiliza un sistema de movilidad con una la combinación única de innovadoras funciones para ir dónde quiere ir… y para hacer lo que quiere hacer.
La función estándar los llevará a través de una variedad de superficies incluyendo aceras, adoquines, moqueta, a través de doorsills, (¿umbrales?) y más. En esta función el iBOT le situará cómodamente debajo de la mayoría de las mesas y escritorios lo que le permite llegar al trabajo con las mínimas molestias.

Estoy convencido que personas con el ánimo de Gonzalo Rivas llegarían casi a olvidarse de su estado si se desplazara en una silla como esta. El problema, como no, es el precio, una silla de este tipo ronda los 24.000 €, que quizá sea mucho más de lo que muchos inválidos pueden llegar a pagar.

No deseo hacer demagogia, pero me pregunto que si se encuentran dineros para ayudar a jóvenes sanos a salir de casa de sus padres. ¿No deberíamos encontrar dinero para ayudar igualmente a los inválidos a salir de su propia casa?. Vuelvo a repetir que no se si podrá económicamente, la Seguridad Social, o el Estado, o las Autonomías, o a quien le corresponda, pagar a los discapacitados que las necesiten de estas sillas revolucionarias.

No he conseguido encontrar una cifra fiable sobre los discapacitados existentes en España, el video dice que en Andalucía hay más de 400.000 en silla de ruedas. Muchos me parecen, para una población de 8.000.000 de personas, pues querría decir que un 5% de la población estaría en silla de ruedas, lo cual me parece una exageración manifiesta.

Pero aunque solo sea la décima parte de esa cifra, siguen siendo muchos. En toda España deben ser bastantes millares de personas que tiene que vivir unidos a una silla de ruedas y quizá, ni aun teniendo buena voluntad, encuentren nuestros dirigentes dinero para dotar a cada inválido que lo necesite de una silla como esta.

Ahora bien, se están gastando ingentes cantidades de dinero en eliminar barreras físicas. Se ha dotado a los autobuses urbanos de rampas de subida, se han instalado ascensores en el metro, se ha hecho cientos de miles de rampas, plataformas elevadoras, etc. en edificios de viviendas y en edificios públicos con la única y sana intención de solucionar el problema de quienes van en una silla de ruedas. Pero por desgracia, como vimos en el primer video, no es ni medianamente suficiente.

Pese a lo invertido, un discapacitado no puede acceder a un cajero automático, a una tienda de ropa, y que incluso la rampa que la han hecho para ellos no solucionan su problema, Habría que hacer de nuevo la ciudad de arriba a abajo, para ellos, como se ha hecho para hacerla permeable al automóvil y eso dudo que lleguemos a hacerlo nunca.

Estamos llenos de buenas intenciones, pero yo me pregunto si estamos aplicando el dinero dedicado a este tema, no entro a juzgar si poco o mucho, de la forma correcta. Tratamos de hacer cada uno de los rincones de una ciudad accesibles a un inválido en silla de ruedas, cundo quizá más efectivo fuera a las sillas de ruedas capaces de acceder a cualquier punto de la ciudad.

Si cuando alguien se queda inválido, en vez de que la comunidad de vecinos haga una obra costosa, para poner una rampa que salve los cinco escalones del portal, destináramos el importe de esa obra a financiar el pago de una silla de este tipo, ¿no estaremos utilizando el dinero de forma mas juiciosa?. Al financiarle, aunque solo sea en parte la silla, le hemos facilitado no solo bajar los cinco escalones del portal, sino el bordillo de la acera, y el uso del cajero de la esquina, la entrada en el supermercado y que llegue a los estante donde esta el producto que desea comprar, hasta que se pueda cocinar la comprado con comodidad en su propia casa..

Y si el estado hiciera un gran pedido planificado al fabricante, digamos por decir una cifra, 5000 sillas anuales, ¿no conseguiría mejor precio que los 24.000 €?. Quizá entonces, si solamente facilita a la banca que conceda los crréditos necesarios, los incapacitados puedan financiarse la compra por si mismos. Pdíamos quizá adestinar algo de lo previsto por la Ley de Dependencia, y en vez de dedicarlo, a pagar, (justamente), un sueldo a los familiares que sacrifican su vida para ayudar a los discapacitados, destinarlo, (al menos en parte), para conseguir que los discapacitados tengan más autonomía y necesiten menos del sacrificio de sus familiares.

No se la solución, ni siquiera si se si existe, la macroeconomía no es lo mío, pero pienso en Gonzalo Rivas y en las últimas palabras que dice al final del primer vídeo que os puse, cuando la periodista da por finalizada la experiencia, Me alegro por ti, pero no para todos es tan fácil, muchos nos quedamos. en la silla

Pienso que nada podemos hacer nosotros para que la abandone, pero si que es posible hacer algo para dulcificar la vida a quien tiene no puede levantarse y considero un deber de todos hacer algo por ellos. Y no olvidemos que Gonzalos somos todos, a cualquiera, un accidente, una enfermedad, o el simple paso de los años, nos puede llevar a su situación. Por ello cuando pido algo para ellos, también lo estoy pidiendo para mí.

***

Este artículo forma parte de una serie destinada a dar soluciones a los problemas que crea la discapacidad generada por el envejecimiento en los hogares. Hasta el momento han aparecido los siguientes artículos

1 – Las barreras arquitectónicas, la demótica y la Tercera Edad. Presentación
2 – Una interfaz de voz al servicio de los discapacitados
3 – Una silla de ruedas asombrosa

Direcciones de Interés

Silla de ruedas iBot
Ministerio de Asuntos sociales – Dependencia
Portal Mayores Especializado en Gerontología y Geriaatría