Vivienda en construcción en EEUU En los últimos días se han hecho públicos algunos datos significativos sobre el estado de la crisis inmobiliaria en EEUU, uno de los factores que más dolores de cabeza está causando entre inversiones, grandes y pequeñas constructoras, y por supuesto los sufridores hipotecados.

Durante el mes de Enero, según informaciones suministradas por el Departamento de Comercio, aumentó el número de viviendas que comenzaron a ser construidas en un 0.8%, lo que representa el primer aumento desde octubre. Tan sólo en diciembre la caída fue de un 14.8%. Aunque el dato pudiera parecer un indicio de mejora en la situación del sector, otras informaciones dejan claro que la tendencia es a peor.

El problema es que aunque este mes haya ido la cosa algo mejor, el número de permisos de construcción de viviendas ha bajado un 3%. Esto implica que el número de viviendas que van a ser construidas en los próximos meses irá bajando, lo que va más en la línea del pesimismo reinante. No obstante, el dato no es del todo malo, puesto que la caída de este mismo parámetro en Diciembre fue del 7.1%.

El número de obras iniciadas en 2007 fue el más bajo desde 1993, y comparado con el 2006 se iniciaron una cuarta parte menos. El mercado está saturado de viviendas, la ejecución de hipotecas aumenta, y los precios de inmuebles caen. Esto puede forzar a la Reserva Federal a una nueva bajada de tipos, que como comentamos anteriormente, hasta ahora no han servido de mucho: el IPC aumentó en un 0.4%, sobre todo por el encarecimiento de alimentos y la atención médica, y el sector inmobiliario no parece que vaya a mejorar a corto plazo.

Vía: Reuters, Univision, Prensa
En CienLadrillos: Greenspan advierte de una crisis inmobiliaria más grave en EEUU, La crisis hipotecaria en EEUU paso a paso