Idealista.comUno de los portales inmobiliarios de referencia en España, Idealista.com, ha presentado ayer un nuevo rediseño con el cual cambia el que empezaron a usar en 2003. Y es que Internet ha cambiado mucho en estos años y hay que adaptarse a la nueva situación.

El principal cambio es que la web ahora está adaptada a la resolución 1024 pixels, que es lo que la mayoría de los Internautas usa actualmente, frente a los 800 pixels de hace cinco años. Con ello se gana en visibilidad, no estando ya el contenido apelotonado en una zona pequeña de la pantalla, sino que se aprovecha bien el espacio disponible.

El diseño sigue siendo bastante parecido al anterior, y eso es bueno, ya que no hay nada que me fastidie de un cambio de una web que no poder encontrar las cosas porque han rediseñado todo. Pero hay pequeños cambios que sí que hacen que sea más ágil navegar por la página. Por ejemplo, poder cambiar los parámetros de la búsqueda fácilmente con los menús superiores sin necesidad de tener que ir atrás en el navegador.

Sin embargo creo que hay dos cosas que no han introducido y que serían muy útiles a la hora de buscar un inmueble. La primera, la posibilidad de hacer búsquedas libres. Es decir, aparte de ir buscando por barrios, poder escribir una palabra clave, como se puede hacer en otros portales (por ejemplo, Fotocasa). Esto es útil para encontrar viviendas en una zona determinada de un barrio. Quizá en una ciudad pequeña no tenga mucho sentido, pero por ejemplo en Madrid, donde alguien puede querer mirar únicamente viviendas en Sanchinarro o Las Tablas, que pertenecen a barrios más grandes, esto sería muy útil.

La segunda cosa que detestaba de Idealista.com y que sigue siendo igual, es el mapa que muestra la localización de una vivienda en concreto. Y es que deberían usar Google Maps, ya que ofrece una visión más clara de la zona, una forma mucho más intuitiva de moverse por ellos y en general la gente cada vez está más acostumbrada a usar estos mapas.

En definitiva, Idealista.com ha realizado un rediseño interesante pero todavía le quedan cosas que mejorar.

Vía | Jesús Encinar