Carme Chacón, Ministra de ViviendaA veces es una comunidad de propietarios muy antigua, en un barrio que fue pobre pero que con el paso de los años ha mejorado, probablemente por quedar situado próximo al centro económico de la ciudad, rodeado de nuevos edificios residenciales que lo superan en altura, lujo y confort. Otras veces es una anciana que hace años que vive sola, pagando un alquiler de renta antigua, en una vivienda que se desmorona sin que el propietario haga nada por evitarlo. En cualquier caso, el débil suele recibir presiones de todo tipo para que abandone la vivienda, para que pueda ser derribada y sustituida por un flamante bloque de pisos, o un complejo de oficinas con grandes cristaleras. Presiones que a veces bordean la ilegalidad, pero por el lado de fuera. Incluso se ha acuñado un nombre para los que practican estas malas artes: Asustaviejas.

Para tratar de luchar con esta lacra, la medida que va a implantar el Ministerio de Vivienda es la de habilitar un teléfono gratuito de ayuda social y jurídica a los afectados por el llamado “acoso inmobiliario”. Para comprobar la efectividad de la medida, Carme Chachón ha firmado un convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para llevar a cabo acciones conjuntas.

El proyecto comenzará su fase de pruebas en diez ayuntamientos, y se pretende que la experiencia piloto se vaya extendiendo si los resultados son buenos. Las pioneras serán L’Hospitalet de Llobregat, Fuenlabrada, Gijón, Denia, La Coruña, Vitoria, Getafe, Córdoba, Elche y Las Palmas. Otros ayuntamientos ya han expresado su interés en implantar este sistema, como los de Valladolid, Murcia, Zamora, Badajoz y Málaga. La ministra no quiso que se le malinterprete, y alabó al sector inmobiliario español, incidiendo en que los que se dedican a estos abusos son una ínfima parte, pero que estas prácticas no deben quedar impunes.

El servicio consistirá en que el Ministerio habilitará el teléfono gratuito 900 900 707 para aquellos ayuntamientos que se hayan unido a esta campaña. El departamento que recoja las llamadas tramitará la información a los ayuntamientos para que lo estudie y preste asistencia social y servicios jurídicos a los afectados.

Vía: Público
Más información: Noticia en la web de la FEMP
En CienLadrillos, otras medidas del Ministerio de la Vivienda: las ayudas al alquiler y El Observatorio de Alquiler de Vivienda