Milk crateEn EEUU está surgiendo un nuevo fenómeno decorativo que va más allá de ir a Ikea a comprar el mueble con la palabra más impronunciable. Se trata de usar como elemento decorativo las cajas que usan las empresas del reparto de la leche para almacenar sus productos.

El resultado es bastante curioso. En la foto se puede ver como lo usan en para almacenar libros, pero hay múltiples aplicaciones para estas cajas, como estanterías, sillas, sofás, etc. ¡Hasta lámparas!

El problema que ha surgido es que estas cajas no están en venta, sino que son propiedad de las empresas de reparto de leche. Y los robos están empezando a pasarles factura económica. Tanto que en Nueva Inglaterra están pensando en legislar que su robo se pene con 1000 dólares de multa y un año de prisión.

Ya hay un nuevo nicho de negocio: vender estas cajas legalmente e incluso con el sofá/estantería/lámpara ya diseñado.

Vía | Soitu.es
Foto | vieux bandit