Pese a que tradicionalmente se considera que la vida media de los edificio es de 75 años, son más motivos de cambio de uso o de orden económico, que el puro envejecimiento de los materiales, los que aconsejan el derribo de una edificación para su sustitución por un nuevo edificio.

Al menos así se desprendo de un muestreo realizado en el País Vasco con el fin de definir las normas a seguir en la revisión de edificios.

Recientemente se revisaron en profundidad 60 edificios con posibles problemas para definir las normas a seguir en la revision periódica de las viviendas ITE y pese a no ser la muestra seleccionada representativas del estado de conservación medio del parque de edificios real , pues la mayoría los edificios seleccionados para la prueba, lo fueron a petición de sus propios inquilinos, que sospechaban un mal estado del inmueble, no se encontró en ningun caso un estado crítico que necesitase de urgencia su derribo ni un apuntalamiento preventivo
.
Lo que se ha constatado encambio en las revisiones piloto, es que muchas intervenciones realizadas que afectan a la estructura del edificio, no se encuentran documentadas de modo que se propone que las ITE de los edificios sirvan también para documentar el estado del parque de viviendas,

Vía
Noticias de Guipúzcoa

Fotografía superior tomada de Flickr autor _guu_