interésDe momento los hipotecados pueden estar tranquilos. Las hipotecas no serán más caras, ya que el BCE ha decidido mantener los tipos oficiales de interés en el 4%. La incertidumbre económica mundial hace que tocar los tipos hacia arriba sea peligroso para el crecimiento de la economía europea.

Sin embargo, el mensaje ha sido bastante duro y dicen estar preparados para tomar cualquier acción para frenar el repunte de la inflación, que en la zona Euro está en el 3,1% (en España en el 4,3%). Una forma de frenar la inflación es subir los tipos de interés, cosa que afectaría a los hipotecados.

Por tanto, mientras los tipos se mantengan en estos niveles el Euribor tiene que estar necesariamente por debajo del 5%, y si no hubiera crisis financiera posiblemente estaría un cuarto por encima de los tipos oficiales, es decir, en el 4,25%. Ahora bien, si no hubiera crisis entonces los tipos estarían más altos.

De todas formas, a pesar de la dureza de las declaraciones del BCE la mayoría de los analistas piensan que los tipos no cerrarán el 2008 con subidas de tipos, más bien con alguna que otra bajada. Sólo el tiempo lo dirá.

Vía | El Economista