El tiempo necesario para un desplazamiento en coche privado desde el barrio de la Moraleja a la estación de Atocha en Madrid y desde la estación de Santa Justa a la Isla de la Cartuja en Sevilla, puede ser mayor que el necesario para trasladarse en AVE desde Madrid a Sevilla, lo que es un absurdo.

Hay 39 centros urbanos en el mundo que tienen entre cinco y diez millones de habitantes y otros dieciséis que superan los 10 millones Un 25% de la población mundial vive en grandes urbes. El 25% de la población considera que las grandes urbes ofrecen mejores condiciones de vida que otros lugares. Sin embargo,quienes vivimos allí, nos quejamos de que debido a los continuos atascos circulatorios, es imposible gozar de las ventajas de la ciudad, los problemas de tráfico nos impiden en la práctica disfrutar de los interesantes eventos que se producen.

Se propugna por ello el uso de los transportes públicos y las autoridades dedican cifras ingentes de dinero para proveer a la ciudad de una red eficiente de metro y ferrocarriles de cercanías. Igualmente movimientos sociales y ciudadanos que propugna el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano individual y reclaman para nuestras ciudades la apertura de carrile bici, algo que en centroeuropa es corriente, para que los ciclistas puedan circular a salvo de los vehículos a motor.

Sin embargo, ninguna de estas dos medidas por separado son la solución definitiva a los problemas de tráfico, la red de metros/tren no puede ser tan tupida, ni tener las paradas tan próximas, para situar cerca de cada punto de la ciudad una parada de metro y por otro lado las urbes han alcanzado un tamaño tan descomunal, que el desplazamiento medio de un ciudadano, aun siendo realizable para un ciclista profesional, resulta excesivamente fatigoso a un ciudadano medio.

Sin embargo, la mezcla de ambos sistemas de comunicación puede ser solución para un amplia capa de la población. Incluso un empleado fondón, puede cubrir en bicicleta, (y es sano que lo haga), el par de kilómetro existente entre su casa y la estación de cercanías más cercana y los seiscientos metros que separan la salida del metro de su oficina. Además esos recorridos, hecho en bicicleta, puede ser incluso más breve que realizado en otro medio de transporte, pues no se pierde tiempo en buscar aparcamiento en caso de usar transporte privado ni hay que esperar al transporte público que cubra esos cortos trayectos..

Solo se necesita que pueda transportar con él una bicicleta dentro del ferrocarril y el metro. Es posible hacerlo , como lo demuestra la ciudad de Berlín, pero mientras nuestra autoridades se convencen de ello, podremos optar por una solución alternativa consistente en viajar con bicicletas plegables, de forma que podamos entrar en los transportes públicos con un paquete que no ocupe más que lo que ocupa un maletín, el carrito de la compra o una bolsa de palos de golf.

Es algo que ya existe, bicicletas que se pliegan y despliegan con las manos, sin herramientas en menos de un minuto y que una vez plegadas se pueden introducir sin problemas en un autobús, un ascensor, o en el maletero del coche, así como igualmente se pueden guardar sin excesivas molestias en el interior de un armario en la vivienda o en un cualñquier rincón de una oficina. Con ellas podemos salir de casa con nuestra bici para ir al trabajo en transporte público y subirla a hasta nuestro puesto de trabajo en la oficina. Habremos resuelto así dos problemas, proporcionar un transporte ágil, práctico, barato y ecológico a su propietario y eliminar de la calle, de la circulación y de las plazas de parking un vehículo, para mayor comodidad del resto de los habitantes.

De la amplia variedad de bicicletas plegables he seleccionado algunos modelos que son a mi juicio, representativas de toda la gama de bicicletas que cumplen las condiciones que indicamos al principio, rápido plegado, poco peso y fácil transporte.

La primera de ellas bien avalada nada menos que por la Sinclair Research, la fábrica de Sir Clive Sinclair, el mítico empresario e inventor del ordenador Spectrum. Es la más pequeña y ligera del mercado, pesa 5,5 Kgs., y plegada ocupa solo 67X30X15 cm. y se monta en menos de 10 segundos.

Véanla en este vídeo, está en inglés, pero no se preocupen si no saben el idioma, lo único que no entenderán es unas parrafadas de Sir Clive al final al fional del video..

Otra bicicleta muy ingeniosa para moverse por la ciudad es la Folding Bike, un maletin que se transforma en una bicicleta, vean su vídeo.

Tanto una como otra tienen un único, pero importante problema, el tamaño de las ruedas,.(6” de diámetro (15cm) en la A-Bike). En opinión de los expertos para andar cómodo por una ciudad, se necesitan como mínimo ruedas 14″ o 16”. (El tamaño habitual de las ruefas de bicicleta supera las 22″). El suelo de la ciudad no es perfectamente liso y una rueda excesivamente pequeña se clava con facilidad en cualquier pequeño desnivel que haya en el pavimento, un trozo de asfalto desprendido, un bordillo, una junta de diatación, etc puede transformarse en un invisible e inesperado obstáculo infranqueables para las pequeñas ruedas de estas bicicletas. Por ello, aunque son una tentación por su ligereza y tamaño reducido, no son lo sufucuentemente prácticas para nuestra intención, según dicen los entendidos.

Pasamos por tanto a bicicletas de mayor porte. Me gusta especialmente la Monty Pocket 14, bicicleta ligera 9,5 Kg., con ruedas de 14”, que se pliega hasta poder guardarla en un bolsa de 58x50x18cm, lo que no esta nada mal.

A mi juicio a partir de bicicletas de este tamaño, se puede pensar en utilizarlas para recorrer sin problemas distancias cortas por ciudad. No son en las más adecuadas para recorrer grandes distancias, pero sí son suficientes para los pequeños recorridos urbanos.

Dentro de esta sección destaca por su originalidad la bicicleta STRIDA con ruedas de 16”, hecha de aluminio y plástico con solo 10 Kg de peso y que se dobla quedando en algo parecido a un paraguas con ruedas. Inventada hace años sedejó de fabricar por falta de mercado y ha vuelto nuevmente a fabricarse. De momento solo se vende por Internet. Este video nacido de la union de varios anuncios explicará bien sus características.

En opinión de los expertos este segmento de bicicletas es adecuado para hacer cortos recorridos por ciudad, donde prima sobre todo, el que la bicicleta una vez plegada se pueda introducir sin dificultad en transportes públicos, ascensores, y sitios semejantes. Tradicionalmente estas bicicletas se llamaban “de barco”, por ser el complemento ideal de un pequeño yate amarrado en un puerto, donde el espacio es un elemento escaso que se debe racionalizar al máximo…

Si se deciden por una bicicleta de esta sección deben tener en cuenta diversos factores. El primero es la facilidad de plegado, si la va a plegar y desplegar varias veces al día la bicicleta, este proceso ha de ser sencillo, ha de poderse hacer sin herramientas y lo máximo que se puede tardar es uno o dos minutos, Hay bicicletasd plegables pensadas para otros usos, como facikitar su traslado a un camping, donde el proceso puede llevar hasta 20 minutos, armarlas una sola vez durante las vacaciones no supone gran problema, pero para nuestras intención, no nos son válidas. Logicvamente una mejora como es la facilidad de armado tiene inconvenientes en oras áreas, estas bicicletas no son adecuadas para montrar fuera del asfalto.

En segundo lugar deben tener en cuenta el peso, si van a llevarlas tiempo en brazos, mejor que sea ligera. Tambien esto tiene un inconveniente las bicicletas de aluminio son mucho mas caras que las de acero. Han de vigilar que plegada no la queden al exterior salientes punzantes o elementos sucios como las cadenas, pues eso, dentro del metro ello puede transformarse en una fuente continua de conflictosy disputas.

Por último hay que tener en cuenta la orografía por donde va a circular la bicicleta. Si existen muchas cuestas, conviene que la bicicleta tenga cambio de marchas, si la ciudad donde nos movemos es más o menos plana, puede ser suficiente una bicicleta sin cambios.

Todos estos factores tiene su repercusión en el precio., hay bicicletas económica plegables. Si solo se quiere cargarlas en un coche para llevarlas de paseo los fines de semana,será suficiente, pero si se piensa utilizarlas varias veces todos los días, mejor buscar algo que cubra con comodidad nuestra necesidad aunque resulten más caras.

La reina de esta sección, bicicleta plegable con más fama es la Brompton, casi un clásico con diferentes modelos que varía entre un peso de 11 y 13 kilos y que debe su fama a su sistema patentado de plegado, que pese a ser muy sencillo, la transforma en un paquete de poco mas que el tamaño de sus ruedas. Es por ella la mas cara, pero comienza a tener buenas imitaciones procedentes de Asia a precios más ajustados.

Concluyo dando una serie de direcciones donde quien quiera profundizar, o este interesado en comprar una, encontrará amplia información sobre bicicletas plegables de diversas marcas de este tipo.
.
Bicicletas plegables web no comercial que ofrece información y sobre marcas que son una buena opción.
Ciclismo Urbano noticias, artículos y tienda ciclista
La bici plegable tienda on-line especializada
La bici urbana tienda on-line dedicada al ciclismo
Super esport tienda deportiva con una buena sección de ropa ciclista y bicicletas