euroEl Euribor, a falta del dato de un día para que cierre el mes, vivirá su segunda bajada consecutiva después de que estuviera veinticuatro meses seguidos sin bajar. Sin duda una buena noticia para los hipotecados, a pesar de que la bajada fue realmente muy pequeña, 0,04 puntos.

Aún así, en datos interanuales sigue habiendo subidas, ya que hasta el próximo año, si seguimos con la tendencia actual, no se vivirán bajadas y por tanto las cuotas de las hipotecas van a seguir subiendo en los próximos meses.

La bajada ha sido muy exigua debido a que en la segunda quincena de noviembre el Euribor se ha disparado, de nuevo por los problemas de liquidez de algunos bancos. Esto son malas noticias para los hipotecados, ya que aunque los tipos de interés no suban el efecto para la población en general es como si subieran: los préstamos cuestan más dinero y hay una cierta restricción del crédito.

Al contrario que en otros meses, en los que hacía una predicción clara de por donde iban a ir los tiros del Euribor el próximo mes, esta vez no me arriesgo. Hay veces que he fallado, es cierto, pero al menos tenía una idea clara de lo que iba a pasar (clara pero errónea). Ahora puede pasar cualquier cosa: puede que en diciembre baje o puede que suba algo. Lo que sí creo es que en la reunión de diciembre el BCE no va a tocar los tipos de interés.

Vía | El Economista