seseña

En 2006, en la UE27 se terminaron 2,7 millones de viviendas, de las cuales 675.000 están en España. Es decir, un país que no llega ni al 10% de la población del total (puesto que la UE27 engloba a casi 500 millones de personas mientras que España anda por los 44 millones de habitantes) es capaz de generar el 25% de las viviendas.

Este es uno de los indicadores que apuntan a que el sector inmobiliario estaba recalentado en España y que explica que en la actualidad haya una crisis. Por supuesto que la subida de los tipos de interés también ha ayudado a este desplome en las ventas, pero los números de la construcción siguen siendo excesivos para un país de nuestro tamaño.

Algunos podrán argumentar que la construcción también vive del turismo y que en España hay mucho turista, luego las cifras de población no son comparables con las de otros países. Yo creo que efectivamente el turismo es un gran negocio para la construcción, no hay duda, pero aún así no es suficiente para justificar estos números. Imaginando que todos los turistas se comportaran como residentes (lo cual no es cierto) y que su prioridad fuera comprar vivienda. España suele recibir al año unos 50 millones de turistas. En total, tendríamos en España unos 94 millones de personas ansiosas por comprar. Es decir, el 18% de los habitantes de la UE (suponemos que la mayoría de los turistas son de la UE). 18% de personas y un 25% de construcción. Los números siguen diciendo que hay una excesiva construcción.

Y por último indicar que mis números podrían estar mal si consideramos que cuando vas al extranjero todo está lleno de españoles, de lo que deduzco que nos cuentan mal y que realmente hay muchos más españoles que lo dicen las estadísticas oficiales 😛

Vía | Expansión