Hoy he leído una entrada muy interesante en Gurusblog que trata sobre las dificultades económicas que están pasando algunas empresas que operan en el sector inmobiliario. Concretamente habla de Fadesa.

En la entrada se hace una distinción clara entre las empresas inmobiliarias que son patrimonialistas y las que son promotoras, y explican por qué las empresas patrimonialistas no lo están pasando tan mal como las promotoras. Por supuesto existen empresas mixtas, pero cuanto más patrimonialistas sean menos apuros pasarán.

Una empresa inmobiliaria es patrimonialista cuando invierte en inmuebles y obtiene beneficios no de su venta (cosa que puede hacer cuando haya una buena oportunidad) sino de su alquiler. Estas empresas tienen muchas propiedades, que actualmente les costaría vender mucho tiempo y a lo mejor con pérdidas, pero en cambio el alquiler se saca con facilidad. Como ejemplo de este tipo de empresas está Metrovacesa.

En cambio una empresa promotora es aquella que compra suelo y vende pisos. Es decir, le da un valor añadido a una propiedad. El negocio es vender y aquí es donde están actualmente las dificultades. Además las promociones se suelen hacer muy apalancadas (con mucho crédito) y si no vendes las deudas complican mucho la situación. Por ello algunas empresas promotoras están vendiendo mucho suelo en la actualidad, a precios muy inferiores a los de los últimos años. Véase Fadesa.

En las empresas mixtas, tener patrimonio alquilado ayuda a pagar los créditos de las promociones que no se venden, lo cual es una ventaja frente a las promotoras.

En fin, un artículo muy interesante sobre el mundo inmobiliario.