impuestos_recaudacion_movimientos_inmobiliarios.PNGUnos cuantos años de intensa actividad urbanística han acostumbrado a los ayuntamientos a ingresar en las arcas municipales grandes cantidades económicas, pero esto ya se ha acabado y ahora, una de las fórmulas para compensar la falta de ingresos, es aumentar considerablemente los distintos impuestos existentes. No tiene razón de ser pretender mantener el mismo nivel de ingresos, los propietarios de los inmuebles no debemos pagar ese parón, ¿qué ocurría antes del boom inmobiliario?

Impuestos como el IBI o las basuras se verán incrementados hasta en un 50% para intentar mantener el mismo nivel de ingresos. Esta situación se está dando en algunos municipios de la Comunidad Valenciana y seguramente sea una acción secundada en el resto de España, al final, quienes siempre terminamos pagando somos los propietarios de los inmuebles.

El parón inmobiliario obliga a buscar nuevos métodos y fórmulas que permitan la obtención de ingresos destinados a la financiación de mejoras y diversos gastos de las ciudades, pero volvemos a realizar la misma pregunta, ¿qué se hacía antes del boom inmobiliario?, entonces el dinero recaudado era inferior y se podían igualmente hacer frente a los pagos necesarios.

El boom inmobiliario ha permitido recaudar más dinero, pero no hemos notado mejoras interesantes en las ciudades, tampoco han reducido los impuestos que hasta ahora hemos pagado consecuencia de ese aumento de ingresos.

Ahora se modifican las ordenanzas fiscales en los municipios, por ejemplo, los habitantes de la población valenciana de Nàquera pasarán de pagar 52 euros en el impuesto de recogida de basuras a 109 euros, más del 50% de subida. Según los ayuntamientos, algunas subidas se encuentran sujetas a la congelación en la que se encontraban y que en algunos casos no se habían revisado desde el año 1995, algo que en la mayoría de municipios no se ha dado. Cada año se deben revisar los impuestos y deben ajustarse a la subida del IPC, no deben dejarlo correr y sorprendernos al cabo de unos años con espectaculares subidas. El 2008 será un año nefasto para el poder adquisitivo, los alimentos, los impuestos, etc., subirán de forma espectacular, aunque hay que decir que estas subidas ya han empezado a producirse.

Quizá lo peor esté por llegar, ya que los expertos buscan nuevas fórmulas para obtener mayores ingresos, el objetivo es llenar las arcas municipales a base de exprimir económicamente a los propietarios y consumidores.

Vía | Levante
En Cienladrillos | El descenso de las operaciones inmobiliarias afecta notablemente a los Gobiernos de las comunidades autónomas
En Cienladrillos | Previsible subida de las tasas municipales en un futuro próximo