No importa de que comercios se trate, la gente suele sentir cierta aversión a la que pudiéramos llamar el “vendedor solícito”, el vendedor que de alguna forma “atosiga” al cliente en su afan de forzar la venta de un producto no deseado.

Grandes almacenes e hipermercados deben en parte su éxito frente a los establecimientos “de mostrador”, que en los primeros expone la mercancía directamente al público, mientras en los segundos es necesario solocotarlo antes a un vendedor.que es sentido por el cliente como una coaccion a la compra.

Conscientes de ello, las Agencias Inmobiliarias “alicatan“ el escaparate de ofertas con la intención que el cliente penetre en la oficina una vez que ha localizado en el escaparate una oferta de su interés.

El problema radica en que el éxito del establecimiento viene condicionado al tamaño de sus escaparates, y que la información que se puede dar en una cartulina es limitada, por lo que con frecuencia no consiguen despiertar en el cliente el interés suficiente para hacerles traspasar el umbral del local. Indudablemente tendríamos más éxito si el cliente libremente y sin la presión sicológica de los vendedores, pudieran ampliar su conocimiento sobre cualquier oferta que le llamasa la atencióon.

Esto es, mas o menos. lo que se puede conseguir con escaparates interactivos, una pantalla digital con aspecto de luna de escaparate que proyecta las imágenes que deseemos mostrar y que además permite interactuar con ella utilizando como “ratón” nuestro propio dedo sobre su superficie.

Mejor que cien explicaciones será que vean este vídeo que explica su funcionamiento.

Qué pasaría sustituyéramos la luna de nuestro escaparate por unas cuantas de estas pantallas, donde el público con solo tocar una de las ofertas pudiera obtener, información abundante sobre ellas, un video de la vivienda, el plano, la vista aérea, la cocina en detalle, las diferentes hipotecas aplicables, etc. ¿Conseguiríamos mas visitas efectivas en el interior del local?

Yo solo he visto la publicidad del fabricante y video sobre ella, pero no he llagado a verla físicamente. ¿Se puede colocar en la fachada de una ciudad soleada o tiene que colocarse en un interior oscuro? ¿Es suficientemente resistente contra el vandalismo? ¿Cuál s su precio ? Hay aun muchas incognitas por aclarar y soy consciente de ello. Es posible que esta no sea esta la solución definitiva, pero parece una pista para intentar conseguir aumentar la eficacia de los escaparates inmobiliarios..

Displax es el fabricante de estos escaparates digitales interactivos