china_burbuja_inmobiliaria.JPG

Los precios de los inmuebles en China crecen imparables situándose por encima del 8% interanual, de nada han servido las medidas dispuestas por el Gobierno del país para intentar detener la escalada de precios, es más, el propio Gobierno reconoce que las primeras acciones (por ejemplo, las construcción de viviendas con superficies útiles inferiores a los 90 metros cuadrados con el propósito de fomentar las construcciones de bajo precio) no han surtido ningún efecto y que por tanto, deberá introducir nuevas medidas mucho más estrictas para frenar la burbuja inmobiliaria.

El incremento de un 8,2% se convierte en un 10% en las ciudades donde la especulación inmobiliaria se hace más notoria, y la tendencia se está generalizando por todo el país. La inversión inmobiliaria actualmente se eleva hasta un 29% o lo que es igual, cinco puntos más que en el año pasado.

Algo tienen que ver en las subidas los Juegos Olímpicos que se realizarán el próximo año en ese país, la mejora de las infraestructuras, las nuevas construcciones y servicios, etc. Los analistas chinos temen una tensa situación para los próximos años, un excesivo aumento del precio de las viviendas vetará el acceso a una vivienda a muchos habitantes del país, especialmente a los jóvenes. Al final, el resultado será el mismo que se vive en España, pero por el momento la juventud del país sigue con su deseo de emanciparse comprándose una vivienda.

La concesión de hipotecas aumenta de forma espectacular, aunque de momento la deuda hipotecaria se sitúa en torno al 10%, cifra muy distante del casi 80% que presentan países como el Reino Unido o los EE.UU, pero el continuo y creciente número de hipotecas aumentará ese 10% de una forma muy significativa.

Quienes verdaderamente están haciendo su agosto de esta situación son los bancos y entidades financieras que conceden los créditos hipotecarios, tal es el auge de las hipotecas que incluso se ha comenzado a popularizar una expresión entre los ciudadanos chinos, “esclavos de las hipotecas”. Ante esta situación, el Banco Popular de China acaba de aumentar los tipos de interés en las hipotecas pasando del 7,29 al 8,019% y el pago inicial que se realiza al adquirir una segunda propiedad, de un 30 a un 40% con una exclusiva finalidad, intentar reprimir la mencionada burbuja inmobiliaria china

Vía | Spanish Reale State
Más información | Idealista
Más información | China Daily
Más información | Cinco Días
En Cienladrillos | Expropiaciones forzosas por los juegos Olímpicos Beijing 2008, las constructoras chinas al descubierto