Jean-Claude TrichetAl final la crisis financiera ha pesado más que las tensiones inflacionistas y el BCE ha decidido no subir hoy los tipos de interés. Previsiblemente esto se traducirá en una caída del Euribor, debido a que el diferencial que existe entre este y los tipos oficiales es excesivo (0,8 puntos).

A medio plazo el Euribor debería situarse un poco por encima de los tipos oficiales de interés, aunque en un entorno de subidas de tipos puede estar algo más por encima, dado que los mercados tienen la expectativa de que suba el precio del dinero. Trichet ha roto hoy dicha expectativa al no subirlos y por tanto el Euribor tendrá que bajar algo.

Algo pero no mucho, debido a dos razones. La primera es que el discurso de Trichet no ha indicado que las subidas se han acabado, sino que apuntan a un aplazamiento de estas subidas por las incertidumbres que rodean a la economía mundial. Y la segunda es que debido a la crisis financiera muchos bancos quieren acumular liquidez, con lo que la deuda a largo plazo se está encareciendo (es decir, el famoso Euribor).

Por tanto, en una situación normal en que el BCE no subiera los tipos, el Euribor debería situarse alrededor del 4,25%. Debido a los dos factores que he comentado antes, quizá los veamos entorno al 4,6%, lo cual es una fuerte bajada frente al 4,8% que hemos visto en los últimos días.

Los hipotecados tienen un respiro. No es mucho pero algo es algo.

Vía | El País